Ludvaldo

SEGUNDO SONETO A AMOR

Dolor y goce, helor y calentura,

desconsolado llanto y loca risa,

mar tormentoso, costa calma y lisa,

mezcla de inmensas dicha y desventura,

 

apocamiento al tiempo que bravura,

de torvo ceño y plácida sonrisa,

es Amor, que al prudente seso sisa

e ingenio da a los necios y cordura.

 

Deidad angelical, paradisiaca,

cruel ánima infernal y demoniaca,

castigo alegre y triste privilegio

 

de aquel a quien con su arco, hábil, ataca,

Cupido es a la vez villano y regio,

sacrílego y celeste, ruin y egregio.

 

Osvaldo de Luis

Comentarios1

  • wicttor

    El Amor nos provoca todas esas sensaciones, dolor, alegría, penuria, felicidad. Pero eso le hace hermoso como tu soneto.
    Un Saludo
    Un Placer Leerte Ludvaldo!
    Buen Año



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.