//www.poemas-del-alma.com/

Ludvaldo

SEGUNDO SONETO A AMOR

Dolor y goce, helor y calentura,

desconsolado llanto y loca risa,

mar tormentoso, costa calma y lisa,

mezcla de inmensas dicha y desventura,

 

apocamiento al tiempo que bravura,

de torvo ceño y plácida sonrisa,

es Amor, que al prudente seso sisa

e ingenio da a los necios y cordura.

 

Deidad angelical, paradisiaca,

cruel ánima infernal y demoniaca,

castigo alegre y triste privilegio

 

de aquel a quien con su arco, hábil, ataca,

Cupido es a la vez villano y regio,

sacrílego y celeste, ruin y egregio.

 

Osvaldo de Luis