LunaDeHielo

El demonio, soy yo.

Ahora soy yo,
quien te ha hecho tanta crueldad,
quien te ahogo en la maldad;
ahora dices que soy yo,
el lobo de caperucita roja,
que con sangre tus ojos moja;
juras al cielo que soy yo,
me miras con rabia y odio,
porque tu felicidad agobio.

Antes eras tu,
guardia de la imaginaria prision,
yo debia tomar mi dolor por omision,
pero mira que eras tu,
con gruesas cadenas estaba atada,
en silencio escondia que era amada;
siempre tu,
y yo pagaba mi sentencia,
con disfraz de apariencia.

Aun asi soy yo,
la flor que con fragilidad
ocultaba tanta frialdad;
ya lo se, soy yo,
la locura que te trajo perdicion,
como de amor una maldicion,
el angel era yo,
pero del cielo cai,
aqui en tu carcel mori.

En tus ojos es asi,
soy el lobo vestido de cordero,
la oscuridad disfrazada de luz,
la tortura y la ruina,
Ahora si dices que soy yo,
el demonio, eso soy.
 

Comentarios1

  • Alejandro O. de Leon Soto

    La libertad es indudablemente necesaria en toda relación., porque cuando se pierde la confianza y se ata con cadenas lo que con detalles no se hace, se acaba el romance y es mejor dar un paso a un lado. Tu poesía es una hermosa forma de explicarlo y decir que ahora dices que el demonio soy yo., cuando al parecer se le olvidó lo que él era antes.......un saludo y buena poesía.....



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.