evaprestes

HISTORIA DE UNA MIRADA

 

Una tarde cualquiera, de improviso,

se encontraron por primera vez

nuestras miradas.

Tus ojos color miel eran tan dulces

que entibiaron mi alma de esperanzas;

los míos, dijeron sin palabras

cuánto me gustabas

Después... fue tantas veces el silencio

de estas miradas cómplices, aunadas

en un amor escondido cual tesoro,

creciendo entre la ausencia y la distancia.

El tiempo ha madurado en nuestros ojos.

Se han vuelto atrevidos, insolentes,

caprichosos, rebeldes, delatores...

Ahora, si queremos silenciarlos

sólo nos queda desviar nuestras miradas.*

 

Comentarios4

  • grabra

    Bella historia de un temprano amor atesorado en el recuerdo.¡Hermoso poema Eva!Mi abrazo grandote para vos.

    • evaprestes

      No fue tan temprano aquel amor, pero sí forma parte de un recuerdo, que fue tristeza mucho tiempo pero ya no duele. Un abrazo y gracias por seguirme, amiga!

    • El Hombre de la Rosa

      Fascinante la lectura de tu poema estimada poetisa y amiga Evaprestes
      Saludos desde Torrelavega de Críspulo

      • evaprestes

        Gracias, amigo lejano y tan rico en letras poéticas! un saludo con todo afecto!

      • bambam

        Me gustaron tus letras amiga Eva
        bambam

        • evaprestes

          ¡Muy honrada por tu comentario! Te dejo mi saludo con afecto y simpatía!

        • Perla Negra

          "Los ojos hablan" y no saben mentir...Besos guapa. Que te quiero!!!!!

          • evaprestes

            Claro, amiga, son demasiado conversadores los ojos! Y delatores, también.
            Te quiero también a ti, eres una gran amiga del alma!



          Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.