Donaciano Bueno

Romance del enamorado

¡Ay que la ví, que la ví
la niña en la balconada!
con su boca carmesí
y su sonrisa dorada.

 

Ella me miraba a mí
y yo a ella le miraba,
tanto fué lo que sentí
que el corazón me explotaba.

 

Madre, me quiero morir,
que yo quiero tener alas
para subir hasta allí
y fundirme en su mirada.

 

-Lo que te ha pasado a ti
es que tu visión se helaba
-que no, madre, que hoy por fin
encontré a mi enamorada.

 

Madre, no me haga sufrir,
sé muy bien lo que pasaba,
que lo que yo percibí
en el balcón era un hada.

 

Que no un simple frenesí,
ni una ilusión desbordada,
la vida ya para mi
sin ella no vale nada.

 

Hijo, vete ya a dormir
y comprobarás mañana
del corazón lo sutil
cuando sueñas con la amada

Comentarios2

  • El Hombre de la Rosa

    Se nota la clase en tu genial pluma poetica amigo Donaciano Bueno
    Muy hermoso tu preciado poema de amor
    Saludos de amistad
    Críspulo tu fiel amigo

  • Nuria Madrigal

    Preciososamente tierno Donacio..me hizo recordar a "el amor en tiempos de colera" :)
    Saludos Cordiales



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.