Alberto Moll

Al joven sediento de saber

 

Pequeño adolescente que comienzas

iluso a caminar con torpes pasos

por un mundo de adultos que aún ignoras,

como inerme alevín desamparado,

¡arde tu mente, de saber sedienta!

¡Bulle todo tu ser desazonado

por alcanzar a comprender la vida,

la muerte, lo sagrado y lo profano!

¡Los enigmas de todo el universo

anhelas descifrar, ilusionado!

Cual vendaval que bate y convulsiona

de los bambúes los flexibles tallos,

así se agita tu alma, pretendiendo

todo el mundo abarcar en un abrazo.

¡Dichoso tú, si sientes que se abrasa

tu juvenil espíritu exaltado

en un ardiente anhelo de saber!

¡Y más dichoso aún si, con los años,

ese interés por el conocimiento

pervive en tu interior inquebrantado!

¡Pero infeliz de ti si vas perdiendo

por el camino, cual sucede a tantos,

esa ilusión que te mantiene vivo,

suma grandeza del género humano!

Comentarios2

  • esthelarez

    los misterios de la vida
    aunque intentase descifrar desde el arraigo
    siempre llevaran escondidos las delicias
    del secreto que en su afán de saber
    solo sabrás fortalecer
    si descubres con pasión
    la maravillosa madre que empuja
    a seguir la exploración
    como es la deliciosa delicia de la duda.
    .
    muy hermoso tu escrito
    me gusta el ritmo
    la cadencia
    y la claridad
    que solo el maestro sabe hacer
    .
    fraterno abrazo de domingo

    • Alberto Moll

      Muy hermoso y profundo tu comentario poético. Gracias por tus elogios, pero no me califiques como 'maestro'. Eso es escesivo. ¡Eso quisiera yo!
      Abrazos

      • esthelarez

        no seas tan modesto...
        y te agradezo me permitas
        que con mis ojos te vea
        y por ello te descubra
        como mi humilde pupila
        porque solo ello sucede
        cuando la apresta discipula
        está alista.
        .
        mi saludo fraterno desde mi corazón



      • El Hombre de la Rosa

        El saber no tiene fronteras ni edades amigo
        Buen poema
        Saludos

        • Alberto Moll

          Gracias, amigo. En algún lugar creo haber leído algo así como que "hacerse viejo es perder la curiosidad". Y yo ya soy bastante viejo, pero no quiero hacerme más (mientras pueda).
          Saludos.



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.