Alberto Moll

Peñón de Ifach

 

Ciclópeo farallón de roca viva

que alzas, majestuoso e imponente,

tu esbelta silueta contundente

sobre el azul del mar que te cautiva.

 

Cual gigantesco galeón de piedra

que encallado quedó sobre la playa,

alzas tu proa al sol como atalaya,

orgulloso bastión que nada arredra.

 

Tus calizas paredes verticales,

talladas por hachazos de gigantes,

al mar se precipitan arrogantes

hundiéndose en azules abisales.

 

La plácida bahía recoleta

divides en dos playas sosegadas

cuyas tibias arenas bronceadas

tu sombra tiñe en tonos violeta.

 

Y en la cálida orilla de esa playa,

que a tus pies se adormece enamorada,

florece blanca espuma aletargada

que olvidó una ola azul que se desmaya.

 

El agreste sendero que te asciende

entre pinos, enebros y palmitos,

es hermoso trepar hasta los hitos

que en tu cumbre la luz del sol enciende.

 

Desde lo alto, en el aire, una gaviota

a veces lanza su estridente canto,

rompiendo del silencio el dulce encanto

que de tu soledad sagrada brota.

 

Y en tu desnuda cima se conquista

la radiante belleza del paisaje

que tierra, cielo y mar, como un encaje,

bordan en verde, azul, gris y amatista.

 

Las nubes que acarician tus alturas,

en homenaje de delicadeza,

algún día coronan tu cabeza

con un tenue penacho de blancura.

 

Y, en tu entorno de luz tornasolada,

cuando el sol se retira, ya vencido,

sopla con fuerza el viento embravecido

al chocar con tu mole inquebrantada.

 

A tu sombra también bulle abrigado

tu pequeño y vivaz puerto pesquero,

que a la tarde recoge placentero

las barcazas cargadas de pescado.

 

Y allá al fondo, hacia el sur, en la ladera,

blanco de cal, el pueblo, que, hechizado,

contempla tu perfil arrebatado

luciendo sobre el mar como una hoguera.

Comentarios3

  • El Hombre de la Rosa

    La poderosa fuerza de tu genial poesía asoma en tu poema estimado amigo Alberto Moll
    Saludos de afecto y amistad
    Críspulo tu amigo

    • Alberto Moll

      De nuevo mi agradecimiento por tus elogiosas palabras.
      Cordiales saludos.

    • Rafael Perez Ortola

      Me gustó tu Peñón de Ifach.
      Transmite la confluencia vital por excelencia.
      La Naturaleza que nos pone en contacto con unas especiales vibraciones cósmicas.
      Quienes hemos recorrido sus senderos y túnel, sintonizamos con tu magnífica descripción y el resalte de la poesía.
      El acercamiento al Peñón despierta sensibilidades diversas, que hemos de aplaudir en momentos crispados.
      Celebremos esta Geometría Sentimental apasionante.
      Saludos

    • Alberto Moll

      Gracias. Me alegro de que te haya gustado.
      Es un impresionante accidente geográfico que me atrajo desde la primera vez que lo visité y ascendí, y al que he vuelto a subir muchas veces (cuando las fuerzas me lo permitían).
      Saludos cordiales.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.