Juan Manuel Hernández.

la carta que nunca se entregó (poema sin destino)



Escribo  esta  carta  bajo la luz  estrellada,
El canto de los grillos en el pasto cercano,
Y una brisa fría que vuela las hojas de mi cuaderno.
 
Esta noche, mas que nunca pensando en ti,
Recordando lo felices que éramos cuando
Todavía pensábamos inocentemente,
Cuando el amor no nos había confundido la mente,
Y también recuerdo como el amor nos alejó…
 
Amada mía, aún no te he dicho lo que siento,
Aún no te he dicho que te quiero con amor intenso,
Y mucho menos que a cada instante del día a ti te pienso…
 
Te escribo para decirte,
Que aunque no estés cerca de mi,
Aunque no me pienses,
Y aunque no me creas,
Yo jamás te olvidé…
 
A pesar de que me alejé,
O que tal vez, solo tal vez contigo cambié,
No fue mi intención alejarme de ti,
Pero es que ya no podía ocultar lo que sentía por ti,
Y para que no te dieras cuenta
Yo me fui alejando poco a poco de ti;
Sé que no fue la mejor manera,
Ni la mejor opción,
Pero entiéndeme amada mía
¿Quién controla al corazón cuando se está enamorado?
 
Si me traté de mentir a mi mismo con esa
Idea de que eras mi amiga y nada más,
Pero no lo logré…
Las ganas de besarte al verte eran inmensas
Y no las podía aguantar,
Pero el tiempo cobra los favores pedidos…
Y conmigo no hizo excepción…
Entre cambio y cambio
Ya era predecible de que volvería a cambiar,
De tanto que cambie, seguí siendo el mismo de siempre;
En cambio tú, tu si cambiaste de forma radical,
O simplemente, me dejaste de tratar…
 
Tus lagrimas vi derramar,
Pero no precisamente fueron por mí,
Pues si bien nunca me atreví a decírtelo,
Otros si pudieron, y mientras yo
Me armaba de valor,
Otro hombre se llevó tu corazón;
Mientras yo…
Yo no me quedé ni con el premio de consolación.
 
Ese ‘’Te Quiero Como Amigo’’
Nunca lo quisiera escuchar,
Tal vez por eso nunca me atreví a decírtelo,
Por miedo a que me rechazaras…
Nunca a nadie le he dicho te amo,
Sólo a ti, Amor.
Que entraste a mi vida y le diste sentido,
Que cada vez que me hablas, me pongo nervioso,
Sé que parece tonto pero es así,
Me enamoré perdidamente de ti;
Y mientras más veo tu sonrisa mas lo hago,
Y mientras más te recuerdo sigo haciéndolo más,
Pero también por ninguna mujer,
Lagrimas he llegado a derramar…
Sólo contigo, dulce enfermedad…
 
Y mientras más escribo yo mismo me pregunto
¿Por qué lo hago?
Si conociendo mi cobardía nunca te mostraré
Esta carta, menos ahora que ni siquiera sé
Si tengo tu confianza, porque pasé de ser tu mejor amigo,
A un simple recuerdo que ya has dejado en el olvido.
 
Tal vez deje esta carta en el anonimato,
O la rompa y deje que el viento que esta noche sopla
Se las lleve, al igual que mis lágrimas.
 
Lo cierto es que nunca te podré tener,
Tal vez así esté escrito en el destino,
Pero lo que si tengo claro es que nunca te olvidaré…
Amada mía,
En mi corazón siempre estarás…
Juan Manuel H21.

Comentarios3

  • Lirva Denisse Gallegos

    ¿Y porque no declararle ese amor?
    Y si quizá ella siente lo mismo...
    ¿Y por que no arriesgarse?...

    Muy bella carta...
    Saludos :)

    • Juan Manuel Hernández.

      muchos pensamientos llegan a la mente en ese instante, pero recuerda que es muy difícil declararle ese amor a quien solo te ve con ojos de amistad, cosas muy difíciles de expresar jeje, saludos y gracias por pasar por mi humilde portal.

    • RUBEN BUELVAS

      buena por este poema amigo, excelente. saludos.

      • Juan Manuel Hernández.

        muchas gracias amigo, un placer que te halla gustado. Saludos

      • mariarl

        mira mi niño el que no habla DIOS no lo escucha
        cual quier mujer se sentiría honrada de un amor tan limpio
        un beso niño bien venido escribes con el alma
        como debe ser....

        • Juan Manuel Hernández.

          Me dejas sin palabras compañera, muchas gracias por tu muy emotivo comentario, a veces por miedo al rechazo preferimos callar, pero la verdad siempre sale a la luz. Saludos

          • mariarl

            me agrada que lo pienses niño



          Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.