María

Constante

No me llames por mi nombre, buscá mi mirada. No despliegues fórmulas,  proponeme  algo insólito. No te esfuerces con destrezas, ya te percibí en la manada. No me ofrezcas tu brazo, sólo dame tu mano. Guiame, estoy cegada… Tu halo enciende tinieblas. En minutos te vislumbro nítido. Sos el de ayer. Aunque te niegue, sos el de mañana.

Comentarios3

  • qvixote dormilon

    corto preciso y hermoso...
    que mas se puede decir de estas hermosas palabras que plasmas con amor y pasión en este lugar.

    me a encantado volver a leerte amiga poeta :D

    besos

    • María

      Gracias por tus palabras. Y besos para vos =)

    • Maria Isabel Velasquez

      ES Y SERA... TOMADO DE TU MANO... VIÉNDOTE A LOS OJOS... ILUMINANDO TUS DÍAS
      FELIZ TARDE
      ABRAZOS DTB

      • María

        Gracias María Isabel, que estés bien. Un beso =)

      • amapolanegra

        Será siempre si tú lo quieres así...
        Besos, amiga

        • María

          Es una especie de "realismo mágico subjetivo", Amapolita, de momento estoy sola =) Besos!!



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.