Sara (Bar literario)

Antología de pretextos

Y bueno...

Te digo adiós, por miedo a olvidar quienes fuimos en el retrato de lo que somos.

Hay tantas cosas que se nos quedaron, como aquella mano batiendo encuentros que sucedían en esos espacios atemporales que nos acometen -de vez en cuando- en la vida.

Tal vez llegamos tarde a conocernos en todos los metros que tomamos para llegar a la hora crucificada del destino.   El vicio de la noche nos miente. Quizás, no es amor, solo un insomnio prolongado que llenamos de soledad compartida. Porque la soledad duele, camina en nuestras letras, y se hace triste ganado pastoreando en la poesía.

Yo no sé porqué en esta despedida me abundan las malas palabras y aquellos bustos galardonados en el arte de la tristeza. Quisiera ser Cortázar para tirar la piedra e imaginar que soy una niña en el río Sena jugando en su ensenada a la Rayuela. Así, Raúl fuera un "Mago", y nuestro primer beso fuera tacto, cigarrillo rubio y una gota de lujuria sumergiéndonos en ceguera mientras nos hacemos una figurilla en los ojos del cíclope.

Me curaría del amor en una semana, después de haber roto la camisa de fuerza y con la piedad de haber amado al cadáver de los poemas quemados en su hoguera, le llevaría flores y una vena abierta, a la fosa que ocupa en el panteón.Tal vez Jaime moría de amor y no hizo nada porque sabía que la muerte, que la puta muerte es la única certeza. Y prefirió morirse de amor sin saber si era de amor, que de verdad, moría.

Tal vez Pablo mintió sobre los versos y le siguió escribiendo a la noche en los caminos que cruzó con ella.  Y como él, podría amarte sin problemas de orgullo, cerca mi realidad a las ventanas de tu sueño, bendecir a las que te amaron sin imaginar la ristrilla de ellas al desatarse la burocracia del suelo. En su alfombra de tiempos, yacen las flores destrozadas que desde niña, he sembrado para ti. No más por ti.

Podría acariciar la diplomática distancia que nos une en todas las corazas y seguirte esperando en medio de todas las preguntas y todos los rostros que en su artificio se incorporan, con la ausencia de vos. Amarte recostada en una silla de mimbre, mientras me estiro los juicios y los reservo para el odio sucedáneo y camaleónico que ni la en táctica más sabia, puedo camuflar con fiebre gotera.

Porque vos me dueles más que la la jaula que se ha hecho lila y se ha volado -allá- a ese lugar donde la muerte enseña a ladrar a los perros. Haré como ella y diré que ha partido de mí, un hombre, por culpa de sus miedos, llevándome al despertar del sueño. Despertarse en una cama junto a la muñeca calcinada de la infancia es igual que escribir en el muro que nos espera, la última palabra.

 

Podría también decir que ésta, será la última vez que te escribo. Me negaría del dolor en la premisa: volver a amar es el castigo.  Y te amaría hasta reencontrarme con la noche que hizo que se amaran nuestras sombras. Para siempre amor, para siempre otra vez.

 

"Nosotros los de entonces, ya no somos los mismos"

 

Comentarios11

  • yoel alejandro

    Adjetivos,mejor ni ponerlos,¿metáforas?,¿símiles?,¿recursos literarios?,¿figuras poéticas?,si solo con una expresión de mi rostro podría describir este poema,pero desdichadamente usted no me puede ver,seguiré orbitando cada uno de sus versos,me fascinan.

    • Sara (Bar literario)

      muchas gracias Yoel por tu comentario...
      😀
      yo de verdad, a tu poesía la admiroo
      n_n
      abrazossss

    • Enrique Dintrans A.

      Escribes muy bien. Es como vun pensamiento dirigido hacia la propia hablante, en franca rebeldía contra el hecho de que "alguien" pasó el umbral de la muerte quizá motivado por un amor no resuelto correspondido. Pero la dinámica de tu texto está llena de pliegues y metáforas que lo hacen muy entretenido. Es una búsqueda intensa y casi desesperada contra el absurdo de la muerte.
      Saludos

    • PETALOS DE NOCHE

      que lindo...

      no solamente por el desfile de palabras
      unas tantas desordenadas, y otras perdidas en un pensamiento ajeno, sino..., por la carga emocional en las letras...,

      se siente todo ese mundo desorbitado que intenta encontrar un sentido a lo que sé siente y a lo que no...,
      e intenta imaginar esos sueños de ese amor enjaulado en un personaje imaginario, pero que cobra fuerza mientras más se bate los dedos entre entre la lírica y tal desorden emocional hace vibrar la poesía entre la pared de la prosa que ejemplifica cada rastro de lo que está cobijado en la raíz acústica del pecho...,

      quizás..., es el tiempo... -pero esto tiene sabor a carta-

      carta a quién?
      carta..., una íntima que deshoja cada intervalo con lo que se siente,
      toda esas nubes en los ojos
      todo ese sentimiento recorriendo
      cada milímetro cúbico de la sangre
      y que no se detiene,
      que se pierde y estalla,
      que intenta salir -es la arritmia- y no sé de medicina,
      no sé de nada,

      solamente..., puedo interpretar lo que siento y observo,

      tu boceto en prosa, toda esa intimidad enorme
      todos esos desgarros del alma...,

      un amor enjaulado en un personaje imaginario
      y que importa el nombre, que importa quien dude de las piedras
      y quien dude de la niña que esta detenida en el tiempo,
      a cuales letargos se tejen los dedales en el cuerpo
      y las huellas del tiempo solamente gritan que ya no son los mismos,
      ya no es como ayer ni como mañana
      ya no es como hoy...,

      -ya no es nada-

      ya el tiempo se lleva sus extremidades y con ello el vuelo...


      Me encanto tu carta íntima
      tu prosa inválida,

      me encantaron tus extremidades desordenadas,
      y tu auxilio poético...

      ...

    • FLORENTINO II.-



      UNA CARTA DE AMOR SUFRIDO.
      Y BUENO... QUE MAS TE DIGO.... SI TU LO HAS DICHO TODO,
      EN ESTA HERMOSA CARTA DE RECUERDOS.

      " Podría también decir que ésta, será la última vez que te escribo. Me negaría del dolor en la premisa: volver a amar es el castigo. Y te amaría hasta reencontrarme con la noche que hizo que se amaran nuestras sombras. Para siempre amor, para siempre otra vez.

      "Nosotros los de entonces, ya no somos los mismos"


      SE NOTA QUE TE AGRADA LEER A PABLO NERUDA.


      UN FUERTE ABRAZO

    • Sabas

      una verdadera ventisca de metáforas, unas cuantas me han impresionado, eso equivale si lo codificamos a gustado.
      Buenos las matematicas me dicen que el amor sigue siendo el de ayer, en este entonces, umm, las despedidas son siempre literarias.
      El amor abarca tantos poemas, sabes siempre aunque hablen de lo mismo se encuentra algo en ellos, he visto varios poemas de amor, algunos que valen la pena y otros que mueren donde empiezan. Esta es una prosa que vale el tiempo, bien ahi Sara, bueno, siempre hay cosas interesantes por aqui, cleo que me ire a dormirrr, que andes bien seÑorita cortazar.

    • Mar (Bar Literario)

      Tal vez sí sois los mismos pero antes no veías cómo erais ._.

      Jo, no me gustan las despedidaaas T.T

    • alicia perez hernandez

      MI BELLA NIÑA QUE BUEN PRETEXTO ME DISTE
      PARA VENIR A LEERTE!!
      ABRAZOS INFINITOS
      TE QUIERO MARESSSSSSSSSSSSSS
      CUÍDATE!!!

    • Junior Rafael Velazquez Leon

      Dos saltos hacia delante, se voltea hacia tras y luego se sigue.

    • moebious

      Vale, lo voy a intentar, voy a leer esto.

      [edito]

      Desde que recuerde, nunca has distinguido tibiezas entre prosa y poesía o lo que asumamos de ella, extensión o perfilamiento del mensaje. Me recuerdas varias cosas interesantes. Lo que llaman flujo de conciencia y relacionan con Virginia Woolf, el alejamiento de la catarsis y del fantasma de la argentina maldita y un acercamiento poco a poco a una poética mas propia. Hay una autora que no he leído pero por algo la asocio con tus experimentos, Amelie Nothomb. Un abrazo, hasta el próximo desencuentro.

      • Sara (Bar literario)

        es que Kevin sabe tanto
        :3
        tanto sabe Kevin
        jeje
        gracias
        n_n

      • Agujero Negro (?)

        :'(

      • Richard Polio

        Sentimientos
        desgaje de metáforas,
        En cascada de letras ecos,
        de palabras ecos,
        una a una, ecos
        se recuerdan a una
        cada una, ecos, con su historia,
        ecos de los ecos de tiempos
        me llaman eco y vuelvo eco,
        recuerdos de lo que fue eco,
        y sera eco, siendo lo que ya es,
        ecos del eco, ecos, ecos....

        Sara siempre muy interesante, tu pluma, no la fuente, pero si tu pluma inspiración...



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.