poetaovallino

Para que se duerma.

El horizonte se envuelve y se duerme,

entre medio del cielo y del mar,

ocupando la espuma de almohada

y al arrebol para su casa alumbrar.

 

 

Su espalda se extiende a sus anchas,

separando al cielo del mar,

dos personas de pieles distintas,

dos amigos con la misma edad.

 

Dos ojos redondos le vigilan

desde lo alto tu sueño invernal,

horizonte descansa estirado,

que el alba te vendrá a despertar.

                                                             Bugues.

Comentarios1

  • El Hombre de la Rosa

    La poesía se viste de primavera con tus hermosos versos preciado amigo y poeta Bugues
    Abrazos de amistad y afecto
    Críspulo Cortés



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.