Dante C.

espantapájaros de naranjas saladas

                                                                   SECRETARIA NEGRA CIEGA

 

 

 

Y la vida se va apenas dejas de mirarla

 Como espantapájaro enamorado que corre de sus huertos y da alimentos a sus cuervos.

Y la muerte llega siempre tan rápida y lenta como el amor de una monja consagrada al arrepentimiento de la pación de un Pedro sin diego ni Juan solo y muerto, contando las estrellas que caen en medio de la memoria.

 

Mientras los ángeles dicen amen y los demonios juegan a los falsos matrimonios, la vida se nos va mientras la sangre nos roba la eternidad y creemos que el amor se dibuja como un corazón negro mientras son colgados cuadros del buen Cristo en la casa como tumba del reloj de su padre y la vida se nos va sin que podamos ver el futuro y la vida simplemente la vida se nos va por qué no encontramos el cielo para tanto espejo en medio de una luna de ojos perfectos.

 

Y la muerte es el secreto de un nuevo vuelo, se nos va el aire se nos va ella se nos va el, se va nuestra madre  y de nuestro padre  el diablo sabe donde besara a su amante pero no esperare a verlo estoy cansado.

De esta madriguera de conejo escondido en medio de las tabernas sin vino que beber, ni mujer que seducir.

 

La vida se nos va y ni esta sentencia puede comprar con un beso este cuerpo herido por la sal de una naranja envenenada de una mujer wasona 

 

¿Porque entonces la vida se va?

 

 

 

 

 

 

Comentarios2

  • El Hombre de la Rosa

    Genial hermoso y bello poema de amor
    Un placer leerlo
    Abrazos y amistad

  • L' Sefer

    No sé como referirme a usted, sí siempre estas maldito o con un esqueleto como cuerpo, como pasa el tiempo, poco comento de lo que leo, pues ya ves que esto paso de todos un 10, a un favorito, superficiales, y tu tienes el mismo cuervo con peste comentando, el mismo que vocifero cuando conmigo lo mismo hace, no sé nada, ¿cómo podría decirte que hay en la vida, en la realidad de esos amores que nos matan, y menos decirte que es la muerte? Por desgracia eres un cociente que sufre en mente, o eso creo, pues al menos paras un segundo a besar el diamante que carga el diablo, han cambiado muchas cosas, ahora has aprendido a sonreír ja,ja, más como yo si me puedo comparar callamos las palabras que piensan que queremos oir, pero estamos fuertes y temerosos en el mundo, ¿Quien sabe amar?, eso jamas lo sabre, buen escrito.
    Pd: Espero que armemos un espanta pájaros para este cuervo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.