Ana Maria Delgado

APETITOS TÍMIDOS

Sus rodillas enjutas reposan en el humedecido césped 
y sus ojos negros asechan entre sombras,
mientras en el cielo oscuro las estrellas brillan
el  arrullo melodioso de cocuyos
desde las contiguas montañas,
invitan a su amplio refugio verde.
 
Manos blancas y tibias como materna leche
vuelan ligeras como prodigiosas aves
entre las blondas de tul de su vestido rosa
y la frondosa madeja de sedosos rizos.
 
Con el nocturno sueño dormitando en su regazo,
en silencio inhala el aire atiborrado 
de fragancias gratas y sutiles,
fugadas de las jóvenes huertas de su pueblo.   
 
En sus mejillas lozanas como corolas suaves
asoma pleno el atractivo tinte
de carnosas frutas escarlatas,
y cuando sus labios rozan en delicada gracia
la finura exquisita de su dulce tez
su cuerpo se anima y su corazón se ensancha.  
 
Bordeados de flores e insondables gimoteos,  
clandestinos en la agonizante noche,
iluminados por el destello de sus ojos francos
presurosos juntan sus sonrientes bocas
y dejan mezclarse sus alientos tibios.
 
Cuando se unen sus cuerpos castos
se sacude el vasto y esponjoso lecho
cubierto por una confortable manta
de yerba, escarcha y tierra suave,
y explorando a saciedad sus rincones secretos 
rebasan el portal inmenso de sus apetitos tímidos.
 
Estancados en el borde del tiempo,  
después de volver comunes sus lenguajes diversos  
y conocer con precisión invisibles linderos,
vibrando aún por el recuerdo de la jornada venerable,
observan sus ojos astutos y prudentes 
como se hace visible la mañana
en medio de luminiscentes torbellinos,
y con mesura se dejan arropar por sus alas calurosas
capaces de desgarrar sombras y quebrar silencios reposados.
 
POR: ANA MARIA DELGADO P. 

Comentarios9

  • El Hombre de la Rosa

    Manos blancas y tibias como materna leche
    vuelan ligeras como prodigiosas aves
    entre las blondas de tul de su vestido rosa
    y la frondosa madeja de sedosos rizos.

    Genialmente precioso tus versos amiga Ana María Delgado
    Saludos y amistad

  • Maria Isabel Velasquez

    QUERIDA POETISA Y COMPATRIOTA QUISE RESALTAR ALGÚN VERSO
    PERO LA VERDAD ... ME FUE IMPOSIBLE ... TODO EL POEMA ES PRECIOSO ... ORGULLOSA ME SIENTO QUE SEAS COLOMBIANA ...
    ESCRIBES HERMOSO
    LINDO DÍA
    ABRAZOS DTB

  • jorgeluisotero

    Estancados en el borde del tiempo,
    después de volver comunes sus lenguajes diversos
    y conocer con precisión invisibles linderos,
    vibrando aún por el recuerdo de la jornada venerable,
    observan sus ojos astutos y prudentes
    como se hace visible la mañana
    en medio de luminiscentes torbellinos,
    y con mesura se dejan arropar por sus alas calurosas
    capaces de desgarrar sombras y quebrar silencios reposados.


    BELLOS VERSOS Y MUY HERMOSO CONTENIDO. ME ENCANTO PASAR, LO GUARDO.
    UN BESO.

  • Jareth Cruz

    guao pero que belleza de escrito, excelente! Me ha gustado. Saludos.

  • joaquin Méndez

    Una historia romántica, sin nombres ni protagonistas, pero llena de encanto y ternura.
    Una historia misteriosa. Si, misteriosa como tú.
    Abrazo.

  • agustin monteza casusol

    VAYA QUE BUENA LETRA, muy bien rimado...FELICIDADES

  • Juan Manuel G

    Genial, fui envuelto en tus palabras y me sentí transportado a ese entorno. Un grato despertar a los sentidos, las montañas, los huertos, los aromas.

    Te felicito, recibe un cordial saludo.

  • JoseRaul

    Muy hermosos sus versos...me gustò mucho su escrito.......hace ya tiempo que no se le ve por acà pero bueno....ya vendrà je je ¿no es cierto?

  • jureme

    y con mesura se dejan arropar por sus alas calurosas
    capaces de desgarrar sombras y quebrar silencios reposados. me gusta esta parte




Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.