Elena Lisett Pereira

La amante inmortal

De la mano de su amante, allá va doña Manuela

La hermosa dama de Quito, que le robo el corazón

A quien fuera de Venezuela ¡nuestro gran Libertador!

Fue valiente y decidida, arriesgando hasta su vida

Por estar junto a su amor…

Cuando sus fuerzas flaqueaban, pedía Bolívar a su amada

Que estuviera junto a el…y no había impedimento

¡Ni el más feroz de los vientos! que detuviera a esta  amante

Tan pronto lo permitían; los angustiosos caminos

Ella iba tras su amado, para cumplir su destino.

En tan duras situaciones, fue manuela la valiente

A estar junto a su hombre ¡sin importarle la gente!

En las duras condiciones, que implica  estar en la guerra

Lo siguió en  feroces batallas y  por  agrestes tierras.

Era Manuela la bella… ¡la de inmenso corazón!

¡Que le robo los suspiros a nuestro Libertador!

 

Autora: Sembrando Mariposas

Comentarios4

  • Amor de Otono

    Gracias por traernos parte de la historia de estos amantes eternos.
    Que tengas un maravilloso domingo, besitos de luz amiga

  • KASH BAAC

    Wow. Un fuerte lazo, un amor así. Es digno de remembranza.
    Saludos afectuosos

  • ingrid chourio de martinez

    ¡Amor eterno e inolvidable...Divinas letras inscritas en un amor inmortal, cariño!

  • syglesias

    UNO SE PARTA MUCHAS VECES DE NUESTRA HISTORIA PERO EL SABER NO OCUPA LUGAR Y POR ESO NUNCA ESTA DEMAS AGREGAR ALGO MAS DE SABIDURIA. SALUDOS.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.