Hugo Emilio Ocanto

Monólogo: Espero, nada más...espero...mi final

Apoyado sobre la baranda

del balcón, contemplo la avenida.

En este, nuestro sexto piso.

El que fue en un tiempo

ya pasado nuestro piso.

El departamento donde vivimos

los más apasionados momentos

de amor. Buenos Aires...

la reina del Plata.

Los vehículos casi diminutos se ven.

Aquí nos sentábamos a contemplar,

charlando animadamente

sobre todos nuestros proyectos.

Que uno a uno fuimos

construyendo como gorriones

construyendo su nido de amor.

Qué felices fuimos...

Muchos años ya han pasado.

Corrientes, calle de ensueños.

Cercano al obelisco.

Nuestros teatros preferidos

Gran Rex y Opera...

Las marquesinas con nuestros nombres...

anunciando nuestras obras teatrales.

Los éxitos inolvidables que tuvimos.

Fuimos dos grandes más de la

escena nacional.

Cuántos se han ido ya.

También tú te has ido amor.

Al más allá...

Después de una exitosa noche.

Después de una gran fiesta.

Estabas tan radiante y hermosa...

Eras una reina. Y yo, al lado tuyo,

me consideraba un extra...

Inventábamos chistes sobre

mi dicho: " Soy un extra en la

obra que protagoniza mi esposa"

Fuimos los dos cabeza de compañía.

Dos célebres que después de tu partida,

me borré de la interpretación.

Nada he querido saber con

el arte de interpretar.

Me quedé solo en el escenario.

Me faltaba la estrella...

que eras tú...

Esa pelea que tuvimos después

de aquella inolvidable fiesta.

Pelea o llamémosle discusión,

que siempre teníamos

cuando tomábamos unas copas de más.

Esa noche, los dos estuvimos ebrios.

Comenzamos a discutir

por estupideces que a veces

los artistas matrimoniales

hacemos. Por tonterías.

Casos y cosas de la vida del artista.

¡Artista! Ya he dejado de serlo.

En parte todos estos seis años

que han pasado, me siento culpable.

Los dos estábamos alterados

y discutíamos, discutíamos prioridades.

Tú primero, yo después.

Yo primero, tú después.

Ególatras estúpidos.

Pelearnos esa noche por

cuál de los dos era el número uno de los dos.

Mi nombre o el tuyo.

El tuyo o el mío en la marquesina

de la próxima obra que

íbamos a representar.

Lo tuyo fue una locura que no pude evitar.

Tu suicidio... mi tormento.

Tu ausencia, mi remordimiento.

No tuviste que tomar esa decisión...

pero en gran parte te ayudó

el alcohol que habías ingerido.

Tal vez si yo no hubiese

estado en el mismo estado

de embriaguez, hubiese podido

evitar la locura de tu suicidio.

Después de tu muerte,

nada quise saber. Prácticamente

me he pasado todos estos años

aquí, encerrado. Casi sin querer

saber del mundo exterior.

Me he autocastigado.

Lo he logrado. Nada más quiero saber.

Mi inspiración ha muerto.

Solo espero mi final.

Varias veces he intentado

arrojarme al vacío,

como tú... pero he tenido

la cobardía de matarme.

¿Y esta es mi valentía por vivir así?

Mis colegas actores me han estado

llamando. Las estrellas también.

No los atiendo más.

Mi estrella preferida se ha perdido.

Se suicidó... se hartó...

¿De mí? No, estoy seguro que no.

Pero inconscientemente,

me digo que he sido partícipe,

sin intención de que lo hicieras,

de tu suicidio. Loco suicidio.

Y he determinado que éste,

mi suicidio en vida,

sea lento... hasta que llegue mi final.

Nada ya me importa.

Vivir o morir...

me da igual. No te tengo más.

Sé que estoy cometiendo una locura.

En vida. Tú cometiste la locura

de matarte. Buscaste la muerte.

Y fuiste hacia ella.

Tengo la cobardía del suicidio.

Pero tengo la valentía de seguir así,

sufriendo... ya mi corazón lentamente

se va debilitando...

De a poco me estoy matando,

viviendo. Con la pena de que

no estés ya más a mi lado.

Noches esplendorosas

que no han de volver.

Y no quisiera tener.

Hablo contigo Señor...

tú me dices que lo estoy

haciendo no es de mi conveniencia.

Y yo te respondo Señor,

que no quiero determinar

el día de mi muerte.

Mándamela tú, cuando tú lo decidas.

No lo tomes como un pecado.

¿Tú crees que con mi actitud estoy pecando?

No me respondes Señor.

Espero tu veredicto.

Ten piedad de mí.

Te amo, como amé a ella.

Pero me encuentro sin fuerzas de vida.

Sin ánimo de matarme.

Pienso que tú has de aceptar más,

este mi autocastigo,

que si yo me liquidase,

me suicide...

Solo espero la muerte.

Lo demás, para mí, no tiene sentido.

Espero, nada más... espero... mi final... 

 


Todos los derechos reservados del autor ( Hugo Emilio Ocanto - 29/09/2012)

Comentarios14

  • Alejandro O. de Leon Soto

    Me gustó., pero no coincido con el deseo tétrico ese.....menos mal que solo es un monologo para el teatro....UN ABRAZO MI QUERIDO HERMANO.

    • Hugo Emilio Ocanto

      Hola Alejandro. Pasa que ese es el deseo del poeta actor. Sería fantástico. No querés contratarme? Un abrazo, querido hermano: Hugo

    • Yesalga

      Excelente!! muy buen monólogo definitivamente muy entretenido...

      Saludos !! ♥ ツ
      ི♥ྀஐ♥Yesi♥ஐ ི♥ྀ
      ¯˜"*°•♥•°*"˜¯

    • El Hombre de la Rosa

      Son actos de personajes ficticios para crear una obra de teatro en una bella y genial prosa literaria.
      Un placer sentarme en la butaca.
      Saludos y amistad

      • Hugo Emilio Ocanto

        Me place mucho tu comentario. Me incultas ilusión de interpretación (sueño de un servidor). gracias poeta. Amistad y saludos: Hugo

      • Hija del Sol

        Qué monólogo te has lanzado amigo!!!... Ufff!!! triste, pero muy bueno!!!


        Feliz sábado...

        • Hugo Emilio Ocanto

          Gracias, querida poeta. Pases feliz día. Un abrazo: Hugo

        • Maria Isabel Velasquez

          POETA TE HA QUEDADO GENIAL ... HASTA LAGRIMAS ME HAS HECHO DERRAMAR ... ME GUSTO TU MONOLOGO APLAUSOS ¡¡¡¡
          FELIZ FIN DE SEMANA
          ABRAZOS DTB

          • Hugo Emilio Ocanto

            María Isabel. Mucho me ha agradado tu comentario. Gracias. Tus lágrimas han sido una bendición. Feliz fin de semana. Un abrazo: Hugo

          • nellycastell



            Nostalgias que arrancaste de mí hoy, tu escena fue brillante como siempre... mis aplausos, pero no estes triste por favor!!!!!!

            • Hugo Emilio Ocanto

              Muchas gracias Nelly: Inmensamente agradecido. No, no estoy triste. Es solo que me hago la ilusión de que estoy representando el personaje. Locuras de actor... Un abrazo, poeta: Hugo

              • nellycastell

                Muchas veces sin querer queriendo dejamos a la imaginación de los demás nuestra ferviente actuación en la vida y en lo más recóndito de nuestro ser hay huellas que nos llevan a una realidad del ayer y ahí estamos actuando con alma y corazón y que se lo crean que es una actuación, yo diría que somos nosotros mismos escondidos en la imaginación del ayer , ahora y siempre. Un abrazo actor .

              • Maria Hodunok.

                ES UN ORGULLO SER TU AMIGA POETA, estas cosas no las
                escribe cualquiera con la calidad que vos le imprimis, no hay
                muchas palabras para comentarte.

                ABRAZOS DE LUZ.

                • Hugo Emilio Ocanto

                  María: Con orgullo recibo tu comentario, El tuyo, como el de tantos otros, me ayudan a vivir tan feliz.Te lo agradezco, La continuidad de mi vida, tiene un por qué de continuarla. Estar con ustedes, la máxima felicidad de estos últimos años... Un abrazo, María querida: Hugo

                • CARLOS ALBERTO BADARACCO

                  Como de costumbre entregándonos una magistral presentación que me llena de regocijo el haber podido leer. Genial amigo.

                  • Hugo Emilio Ocanto

                    Carlos: junto a María, han sido unos de los primeros en leer mis poemas. Tu comentario me invade placer espiritual. Gracias poeta. Recibe mi amistad y un abrazo: Hugo

                  • Yasser Berney Flórez Caraballo

                    El único adjetivo con el que hoy puedo calificar tu escrito es... precioso.
                    Siempre dás lo mejor de ti en cada obra.
                    Abrazos, gran amigo.

                    • Hugo Emilio Ocanto

                      Muchas gracias Yasser. Tu comentario me alienta. Saludos: Hugo

                    • gisell_v

                      Amigo, lograste magistralmente tenerme atada al escrito de principio a fin.
                      No se cuAntos ni cuAles adjetivos usar para alabar tu obra. Creo que mas que adjetivos, mi primeras palabras responden a la grandeza de tu escrito....

                      ABrazo, bello amigo

                      • Hugo Emilio Ocanto

                        Llesig: Tu comentario es... divino. Por qué será que con ciertos comentarios me emociono tanto? ¿ Será por las décadas que tengo de vida? Siempre he pensado que el poeta que no tenga sensibilidad, no es poeta. Pero mis sentimientos van más allá, en lo personal, me hace emocionar hasta tal punto, que lloro de alegría. Un abrazo, encantadora poeta. : Hugo

                      • Poemas de Pepita Fernández

                        Ay!!!!!!!hugo qué triste ese remordimiento,hoy!!!!!!
                        Me imagino viéndote cuando escribes , en la compu , con esa pasión actoraza!!!!!
                        un beso hugo emilio!!!!

                        • Hugo Emilio Ocanto

                          Pepita, si vos supieras... ESTO ES MI VIDA, poeta. Si no los tendría a ustedes, me suicidaría. Ni siquiera te sonrías esta vez, Pepita. Lo digo de verdad. De no tenerte/los, creo no podría vivir, porque aquí dejo todo lo que yo siento como actor. vos- ustedes son mi público. Un beso Pepita. Te quiero mucho amiga: Hugo

                          • Poemas de Pepita Fernández

                            Yo lo sé , amigo querido , siento cómo eres, acá estamos todos juntos para desabrochar el alma
                            un beso y te aseguro que no me río!!!
                            (Me divierto cuando hay un ambiente creado)
                            Pues, muchacho a escribir !!!!

                          • Arely Palos


                            Letras que cautivan y te sumergen dentro de la mente del personaje. Ha sido un placer leerte amigo. Un gran abrazo. Saludos

                            Arely

                            • Hugo Emilio Ocanto

                              Muchas gracias Arely. Siempre es mi placer que estés conmigo. Un abrazo y feliz domingo: Hugo

                            • Leonardo Eliecer Rodriguez Chacin

                              Después de tu muerte,

                              nada quise saber. Prácticamente

                              me he pasado todos estos años

                              aquí, encerrado. Casi sin querer

                              saber del mundo exterior.

                              Me he autocastigado.

                              Lo he logrado. Nada más quiero saber.

                              Mi inspiración ha muerto.

                              Solo espero mi final.

                              Varias veces he intentado

                              arrojarme al vacío,

                              como tú... pero he tenido

                              la cobardía de matarme.

                              Sigo diciendo que eres un genio de los parlamentos teatrales, me imagino como una peliculatodos los eventos se convierte uno ,aun que no quiera en un actor, me gusto leer, tus letras amigo, sin embargo , el actor de la poesia se quieres tambien suicidar, se siente culpable de la ausencia de su compañera, a la cual consideraba su inspiracion, pienso que la inspiracion surge primero de de uno y lo demas que esta alrededor es un complemento que se realiciona o vincula, no podria el actor dudar de su talento , y si lo hizo es hora de creer en si mismo y romper la barrera del temor y ser el actor con luz propia, eso hubiera querido la compañera. la fuerza que impulso a la compañera de años a suicidarse fue su propio temor a vivir , morir para ser recordada como una luminaria. asi que el actor si le pide a Dios le de fuerza, obviamente quiere cortar conel infierno que creo, lo mejor es vivir, seguir creando sin importar mas nada, sin esperar nada, porque dando es como se recibe Francisco de Asis. Un abrazo poeta

                              • Hugo Emilio Ocanto

                                Te comprendo Leonardo. Acertado lo que decís. Me has impactado con lo de Francisco de Asís. Referente a la súplica del personaje a Dios le hace cargo a Él de su final de vida. Este personaje hubiese podido continuar, pero lo terminé así. Fue el autor que finalizó el monólogo. Así lo sentí. Personalmente, la verdad es que si esto me faltara, la actuación, tomaría tal vez la decisión que el protagonista no se animó a hacer. Vos sabes cuáles son mis sentimientos en cuanto a la actuación. DANDO presencia y talento, el actor recibe lo más hermoso para un actor, el aplauso. Y como les digo a ustedes, sin tenerlos, mi vida no sería la misma. Amo esto que también ustedes todos hacen, escribir. Sin ello no podría vivir. Mi amor es tan grande, que lo llevo en la felicidad y en las tristezas de mis personajes. Y siempre tengan en cuenta, que cuando les digo l@s amo, es la verdad. Sin la presencia de ustedes, no podría vivir. Gracias amigo por comentar. Me has hecho mucho bien. No estoy solo. Estoy con ustedes. Un abrazo: Hugo

                              • alicia perez hernandez

                                MUY FUERTES VERSOS
                                EL ALCOHOL LLEVA A COMETER MUCHAS TONTERIAS
                                Y NO ACTÚAS COCIENTE DE TUS ACTOS, PERO DE ESO NO ERES CULPABLE PORQUE CADA QUIEN ES LIBRE EN SUS DECISIONES CLARO QUE ES TRÁGICO Y HORRIBLE EL SUICIDIO PERO DE ESO CREO QUE SOLO EL QUE LO HACE ES EL RESPONSABLE,
                                GRATO PASAR POR TUS LETRAS
                                ABRAZOS Y SALUDOS



                              Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.