MariaJose Uparella

Ceder

Soy tuya por momentos
de a poquito y sin prisa.

Eres mio y de mis silencios,
eres noche, así imprecisa. 

Me deslizo como anónima
por los sueños que te quedan.

Los desvisto y los manipulo,
para desnudarles de la espera.

No te opongas, no desistas.
No traiciones el deseo.
Que a la pasión, como al pecado
le convienen voluntades endebles.
Llámale sumisión o debilidad
Si así prefieres

Pero consiente tus caprichos
desgástalos de placeres
y acertarás en el error que te propongo
Este error que convertiremos
en un contrato firmado con besos

cuya cláusula de permanencia es la eternidad. 

Comentarios3

  • bambam

    Me gustó el final
    Besos

    bambam

  • El Hombre de la Rosa

    Soy tuya por momentos
    de a poquito y sin prisa.
    Eres mio y de mis silencios,
    eres noche, así imprecisa.
    Me deslizo como anónima
    por los sueños que te quedan.

    Un placer leerte amiga María José Uparella
    Bello poema
    saludos y amistad

  • Sara (Bar literario)

    es interesante, que ese sueño sea así...muy bonito tu poema...:)



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.