Gustavo Soto

Lluvia sangrante

Al contemplar el paisaje
cae en mi una espesa gota.
El firmamento lloraba...


El cielo se siente solo,
a pesar de las eternidades,
le acongoja la soledad.
No tiene nada, no tiene a nadie...

Nadie llora por su desgracia.
Nadie contempla su soledad.
El cielo implora,
pero a nadie le importa.

El cielo bota sangrantes lágrimas,
y todos las reciben felices,
como una bendición.

El cielo llora solitario.
Llora por la felicidad ajena.
No puede derramar más lágrimas,
se ha llegado a secar
dentro de su soledad.

Comentarios3

  • Sara (Bar literario)

    es un escrito muy triste..me ha gustado mucho que hables sobre la soledad del cielo, que nadie le preste atención, estamos acostumbrados a ver llover...pero nadie presta atención a nada...muy bonito...saludos!!!!

  • STELLA_CRISTINA

    BELLAMENTE TRISTE Y DESTACADO. UN ABRAZO, SUERTE EN ESTE LUGAR QUE TANTO QUIERO. UN ABRAZO

    • Gustavo Soto

      Mil gracias, bella dama. Un abrazo.

    • chapu

      wuau unico en su tipo



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.