YoKo

Estaciones



Soy ante sus ojos una niña, no obstante a sus oídos una mujer…

 

Hay un acuoso misterio en sus pasos,

que por huella deja aljófar sobre la tierra.

Es un racimo de aromas en el libido de su boca,

vive enganchado a su invierno marchito.

Sólo él sería amante del polvo que abandona el otoño,

un narciso sin espejo, un espejo sin reflejo.

Así es él, un joven noble entre pinturas disecadas

de la primavera que fue, cuando aún vivía.

 

Sólo yo podría amarle entre sus heridas,

en el tibio verano de sus ojos.

Con lágrimas de aire que remojan sus labios,

así es él, un Duque que estuvo enamorado.

 

 

Clavel Rojo

 

Alejandra P. Rodríguez Espinosa. Todos los derechos reservados.

 

Comentarios8

  • ivan semilla

    LINDISIMO AMIGAAA!!!
    QUE BUENO VER TUS LETRAS Y ENCONTRARTE!!
    ABRAZO A LA DISTANCIA.

  • Pirata x

    Hermoso, y delicado poema has escrito..me gusto mucho, un placer pasar un rato en tu espacio!

  • Trovador de Sueños ...y realidades.

    Intensas y sentidas letras, las que hoy dejas con pinceladas sublimes cual melodía, nota a nota, salidas del alma. Un enorme placer leerlas.

    Abrazo cálido y sentido, de este viejo trovador de sueños.

  • angel_twin_93@hotmail.com

    delicado, tierno poema de amor dejas amiga hermoso sentimiento un beso

  • elvira olivares

    Yoko querida y dulce amiga, el amor todo lo puede, para él nada es imposible ni siquiera la edad, solo puede saberlo un corazón enamorado.
    Siempre es tan lindo leerte, con tus palabras que evocan la música y el color, eres un ser muy especial.
    Un beso grande amiga

  • Juan Carlos Reyes

    Hay un acuoso misterio en tus versos
    Humedales de lagrimas en la distancia
    Tus palabras heridas son cual fragancia
    Recuerdos marchitos del primer beso...

    Me gustó mucho tu poema.....saludos

  • gatoconbotas_58

    maravilloso escrito, un beso para ti.

  • albrecht

    como siempre, en cada verso aflora musical tu esencia artística sin par, la belleza estética, el ritmo casi hecho música, esa evocación sublimada por el tiempo o el recuerdo, o ambos, toda la delicada sutileza de tu ser poético aflora novísima, eres, me atrevo a decir, un ser transformado en poesía sublime, y ademas nos regalas cada cierto tiempo estas letras degustables en demasía, gracias hada



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.