PETALOS DE NOCHE

(...)


AVISO DE AUSENCIA DE PETALOS DE NOCHE
Sangre oxidada...]

 

 

El tiempo fallece
-Pareciera morir-

No muero; ni mueres; ni tampoco muere la muerte

(Las rocas remueven pasadizos de la memoria)

¡Es el polvo!
con lazos del viento
remueven la arena
de crucifijos del pecho

¡Son cenizas!

Es simplemente el tiempo asesinado por un cuento
-historias de una y mil agonías, la sangre yerta en la boca
veneno para la sed de perder la pérdida de la vida-

Crucifican la voz,
la escupen en el fango
charcos aferran huellas
ahogan lamentos!

lágrimas lamentan
el deceso de la palabra 

(Estigmas en el pedestal del vuelo y la caída)

y... siempre cae;
cayendo en mil trozos

uno a otros uniéndose a la decaída mirada
cuando absorta cubre de sangre el horizonte

¿Te has fijado? el cielo siente dolor,
todo un día gris, ¡herido! con aluminio en su piel
para atardecer cubierto de sangre

dejando su muerte padecer en el frío,
ni las veredas de las calles desoladas
pueden sentir vida, sienten soledad!

llegando la oscuridad;
el cristal extinguiendo el ruido
en ecos fragmentados

-la ciudad agoniza- 

y... el verso padece de la peor enfermedad del escritor:

la transpiración oxida el metal de la voz...
bacterias consumen colores,
la tinta se quema por el tiempo

¡Y no es el tiempo!

fermentando el movimiento de los dedos,
-Manos volando al horizonte-

Y la inspiración?

la peor enfermedad del escritor

se va perdiendo, se va,
MURIENDO!

se entrega a la noche, en la sangre de un invierno
oscilando en el último suspiro de una boca avinagrada

en el veneno de una pintura de Munch*

Y no es DEPRESIÓN, te lo digo y repito,
es sólo con la consonante en la SOLEDAD
es tan solo FALTA DE INSPIRACIÓN*

Aunque el día sea gris,
y la ciudad vestida de aluminio

el polvo y el ruido sus latidos...,
y la sangre del tiempo
sea tan solo un poco de veneno...


Ni siquiera Freud* ni Munch*

Saben lo que es,
pero para mí es simple,
-es perder la luz de la vida,
-es perder la oscuridad de la muerte
-es acabar siendo punto final
-es ser invisible en la soledad
-es secar-se hasta perder la inspiración


Y sucede; sucede, se acaba;
y termino muriendo, terminamos
un punto suspensivo para el comienzo
y un final para un punto que conoce del tiempo.

 

 





Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.