Miguel Angel Ortigoza García

ANOCHE…

La libido invadió nuestros cuerpos


a partir de un beso y un rayo sin truenos.


Se encontraron los pubis sedientos


entre los pistilos de lirios abiertos.


 

Montamos cinturas, muslos y mejillas.


Se hamacaron aves en nidos mojados.


Brillaron las alas de las mariposas,


mis labios mordieron su color de rosa.


 

Liana centenaria incrusté en su tallo.


Se ha escondido el tiempo en eróticas horas.


Canción se hizo el grito en orgasmos callados


y el deseo ardía, libre, apasionado.


 

La aurora buscaba pétalos caídos,


sólo halló migajas de sexos ausentes.


Fue una noche intensa de placer profundo


en que nuestro amor se adueñó del mundo.

Comentarios5

  • la negra rodriguez

    Fue una noche intensa de placer profundo

    en que nuestro amor se adueñó del mundo.
    Hola Miguel. a los tiempos, y que bello poema erótico nos traes, lleno de figuras tan expresivas y tan sutilesbque hacen de este poema una joya erótica.
    besos.

  • ZAHADY

    Che memby:¡¡ i porá itereí...!!
    La noche propicia el encuentro de dos cuerpos que no solo se aman sino que se acomodan como si se conocieran desde los tiempos de los tiempos...
    Me asombra, hijo mío, la maestría en el uso de tus palabras para describir tan ardiente escena y transformar el acto de hacer el amor,(ya tan sublime por hacerlo con amor), en un delicado poema erótico con un toque de sensualidad...

  • angel_twin_93@hotmail.com

    una noche intensa de placer y una lujuria pasión me gusto

  • laura correa

    Muy bonito, me gusta su grado de erotismo
    muy sensual
    hermoso como siempre
    son los mejores para mi siempre tus poemas deliciosos
    te quiero, maestro

  • capullo de amor

    excelente para ser el primero...
    mi abrazo...sol



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.