Ricardo Nogal

El atardeser de tus ojos

 

Recuerdo verte sentada, en una hamaca, pensativa;

mientras los ojos se alejaban al esconderse el sol,

dos lágrimas caían sobre tus piernas, mientras el cielo oscurecía,

tú quedabas sentada mientras la soledad se acercaba

en el último silencio de la tarde, el que versos me dictaba.

 

Sentada, sola acurrucada mientras el tiempo pasaba,

recuerdo cuanto me amabas, cuanta tristeza derramabas

sabiendo que nuestros cuerpos se alejaban por diferentes senderos,

alejados por el tiempo a los brazos del olvido.

 

Quisiera sentarme contigo a presenciar la tarde,

ver los ojos del día cerrarse mientras los de la noche abren,

con sus estrellas fijas, simbolizar nuestra herida,

abrirse, suave y lento; luego recordar que despierto,

de aquel horrible sueño en el que tu partes.

 

Sentada, triste, te veo hamacarte sobre el final de la tarde,

mientras vez los ojos apagarse como nuestro amor,

mis versos, que recuerdan tu cariño que del silencio emigra,

a otra tarde otro recuerdo donde estabas tendida

a mis brazos que aun te amaban.

 

Silencio, tiempo y despedida,

sentenciando los días que no podré verte,

pero podré tenerte rendida a mis brazos en el recuerdo,

aquel que no conocerá del tiempo, ni sabrá de los días,

aquel curara esas heridas que aun sienten mi pecho.

 

 

Ricardo Nogal.

Comentarios5

  • mirada_al_alba

    te felicito ricargo por tu lindo poema, has logrado convinar ilustracion con el contenido me gusta eso. abrazos

  • bohemia

    me encanto tu poema, es muy triste...
    hermoso !

    te felicito.
    besos

    bohemia

  • ANEUDIS PEREZ

    muy bello amigo, tienes un bello estilo, abrazos, dios te bendiga

  • AZUL M.L.

    me gusta tu forma de escribir Ricardo Dios te bend¡ga

  • saly_rosa

    ES MUY BELLO TU ESCRITO Y ME SIENTO ALGO IDENTIFICADA CON EL
    YO TAMBIEN ESPERO LOGRAR SANAR MIS HERIDAS UN BESO



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.