Antonia Ceada Acevedo

Mío

Prieto se asila en algún costado;

en un subterráneo barroco

donde aun hay espacio,

donde aun hay espacios…

Ahí, eternamente mío,

con sus despeñaderos

hilando llanos verdes.

Diferente, abanderando la causa.

Rey de las sinrazones

que abdica a suplicas y ruegos…

Equiparado de mar

para verterse  en los surcos del tiempo;

se desnuda…se arropa…se pierde.

¿Cuan resbaladizo es?

Ampara humillaciones,

se ancla en el dolor,

registra relatos blancos, rojos y negros,

se agranda con sonrisas claras,

se diluye con miradas huérfanas de padres…

A veces…a veces se esconde en su hueco

Y se adormece en su lecho de espinas.

Ahora está beodo; anestesiado

como suspendido en la oscuridad

de  algunos ojos que no sabe

luchando contra lo abstracto.

Se ciñe a mí; me envuelve

para cubrirme de miedos escarchados.

Es mi letrado.

Es mi dictador.

Me duele, me escuece,

se inflama…

Y ese que es eternamente mío…

…y me succiona,

lo nombro ALMA

 

Antonia Ceada Acevedo

Comentarios5

  • Gerardo Barbera

    un poema como pocos, de imágenes realmente magistrales, muy bien elaborado

  • Andrés Mª

    Bello poema, enquistado en tu sentir, que se descuelga en tus versos como un sueño surrealista, que es tan profundo que hasta te duele..., y aún así lo llamas alma.
    Un abrazo.
    El Poeta del Amor

  • Genevieve_Moon

    Precioso mi querida Toñy, mejor manera de describir el dolor del alma no hay, simplemente maravilloso...
    Abrazos miles querida....

  • giovanna51

    Es en verdad un hermoso poema,...el alma se siente,. duele...sufre,...
    llora,...gime,...ríe...se alegra,...y ama,...ama tanto que duele,...bello sentir desde el alma,...besos amiga.

  • CyranoAdonia

    Nunca mejor definido el alma de una mujer como tu.
    Tu alma es genuina,una realidad palpable para los que te leemos y seguimos.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.