il peccatore

La Jaula

Un conglomerado de cortinas férricas, y a veces transparentes,

De realidades para algunos invisibles, y eternamente presentes.

Una diminuta y muy odiada  jaula… es esto lo que me contiene.

Me he quedado atrapada en esta vida sin razón y sutilmente.

 

Incluso a veces, cierro mis ojos y  enajenadamente vuelo

Creyendo que he encontrado un nuevo y destellante cielo.

Que llenare este insaciable, seco y questionante hueco interno

Que me acompaña fielmente desde que se me forjo el universo.

 

Si… He llegado a abrir las alas y a volar algún momento,

He llegado a ver lo que me atormenta como  un mal sueño,

Con miedo he querido pensar que algún día podre salir…

 Y… si así nací, ¿Será posible aprender a vivir fuera de aquí?

 

Le he enviado cartas de amor a la muerte para que venga por mí

Y ver si ella logra traspasar lo que me obliga a “vivir” así

Pero ella me ignora a pesar de ver otras como yo volar, y en manadas.

Han encerrado el cielo y  yo sigo aquí impotente… y muy solitaria.

 

Comentarios2

  • LUCERO DEL ALBA

    Un poema lleno de reflexión para el alma prisionera, ´vuela, vuela libre como el viento en busca de tus ideales.
    Saludos

  • Genevieve_Moon

    Sin duda amiga, captaste muy bien lo que pudieron haber sentido esas aves, no hay nada mas valioso que la libertad, sin duda, alguna...
    Muy buena reflexión ..
    Un abrazo...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.