//www.poemas-del-alma.com/

il peccatore

La Jaula

Un conglomerado de cortinas férricas, y a veces transparentes,

De realidades para algunos invisibles, y eternamente presentes.

Una diminuta y muy odiada  jaula… es esto lo que me contiene.

Me he quedado atrapada en esta vida sin razón y sutilmente.

 

Incluso a veces, cierro mis ojos y  enajenadamente vuelo

Creyendo que he encontrado un nuevo y destellante cielo.

Que llenare este insaciable, seco y questionante hueco interno

Que me acompaña fielmente desde que se me forjo el universo.

 

Si… He llegado a abrir las alas y a volar algún momento,

He llegado a ver lo que me atormenta como  un mal sueño,

Con miedo he querido pensar que algún día podre salir…

 Y… si así nací, ¿Será posible aprender a vivir fuera de aquí?

 

Le he enviado cartas de amor a la muerte para que venga por mí

Y ver si ella logra traspasar lo que me obliga a “vivir” así

Pero ella me ignora a pesar de ver otras como yo volar, y en manadas.

Han encerrado el cielo y  yo sigo aquí impotente… y muy solitaria.