María Emilia

Dulce Compañera del Viaje Final.

En forma tangible y perversa

 

cual diáfano soplo de luz

 

deslizase, ella, la perfecta

 

compañera del viaje final

 

eterna, lívida y de soslayo

 

vislumbrando  a quien

 

sin trepidar acompañar…

 

incólume espera…

 

tarde o temprano he ahí

 

una voz dando el último suspiro

 

acogedora tiende su fría mano

 

nos aferra  y no nos suelta!

 

tierna nos envuelve en su bruma acariciante

 

penetramos…nos lleva…  ¿Dónde? …desaparecemos

 

con nuestra

 

dulce y eterna compañera.

 

 Emi. 

Temuco/Chile.

 

Comentarios4

  • clonariel

    siento a veces escalofríos en mi espalda...

  • ivan rueda

    La muerte no debe temerse, debe respetarse igual que la vida, dos caras de la misma moneda. Me gustó tu poema. Saludos.

  • Amediana

    Bueno, así es, ella anda por ahí pero, es mejor dejarla quieta. Bello poema.
    Cariños.

  • Elsy Alpire Vaca

    Emilita, este bello poema no me canso de leerlo!!!! tiene su fondo social fabuloso!!!! Felicitacioes amiga del alma, TQM y tu lo sabes. Tu poesía es muy hermosa. MIl gracias.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.