RodrigoCanetti

La Dama de las Flores.

Entre usted, señora, y mi persona

no hübo nada digno de contar,

pensé que ya había llegado la hora

con la crisálida sin terminar.

 

Llegaban los fríos vientos del norte

y el objetivo acabé de fijar,

el quinto mes con pena note el corte

de esa herida que el tiempo hizo sanar.

 

Son tres flores las que has ya recogido,

hermosas, diminutas, espinosas,

elecciones carentes de sentido.

 

Claro muestras que no te has decidido

pues solo te dedicas a observar,

su lento desojar te ha divertido.

 

 

Comentarios1

  • Gladys Sarai

    muy buen poema...
    me gustó leerlo pues es corto y refleja en pocas palabras
    lo que quieres expresar amigo!!!

    me encanta el penultimo y ultimo verso!!!

    saludos y abrazos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.