Alexander Vortice

TRAS EL ARCÁNGEL

Incluso tras lo diabólico

se encuentran las virtudes

de un arcángel hecho

a imagen y semejanza

del amor.

 

Valiente se siente el hombre vacío

cuando el mal se posa en sus manos

y lo utiliza para despedazar el espíritu

de un ser benévolo; mas, en poco tiempo

regresa el fuego y con fuerza retuerce

su cuello de hombre acostumbrado

a asesinar.

 

Basta un ademán de pestañas

angelicales para retornar al blanco

que es color de cosmos relajado.

Comentarios3

  • Checha

    Alexander...

    Un placer entrar a tu espacio poético!!!
    Abrazos...

    • Alexander Vortice

      Muchas gracias, amiga Checha. Un placer
      para mí. Un abrazo.

    • Carmen Angelical

      Verdad que las pestañas angelicales, son irresistibles jajajaja
      excelentes letras, PERO TERRIBLES DE VERDAD.EXCELENTE ESCRITO
      Un beso
      Carmen

      • Alexander Vortice

        Los ángeles nos rodean, aunque no los veamos con facilidad. Gracias por tu comentario y calificación, amiga Angelical.

      • nellycastell

        Hermoso tu poema , mucho gusto me ha dado el pasar y leerte, un abrazo

        • Alexander Vortice

          Un gusto para mí. Un abrazo enorme!



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.