Las hojas verdes, de Juan Ramón Jiménez

Hace muchos años, para ser precisos en 1909, el mundo de las letras se enriqueció con la aparición de “Las hojas verdes”, un material que el gran poeta español Juan Ramón Jiménez había elaborado en 1906.

Las hojas verdesEl paso del tiempo y la aparición de nuevos trabajos de su autoría hicieron que esta propuesta perdiera un poco de esplendor, pero hoy en Poemas del Alma intentaremos, a través de este artículo, rescatarlo del olvido para que su contenido pueda ser descubierto y apreciado por nuevos lectores.

“Las hojas verdes” es un título que parece continuar la evocación hacia la naturaleza que ya se había evidenciado en el ya mencionado “Jardines lejanos”, otro de los trabajos de su autoría. En su interior, el padre del pequeño, peludo y suave burro Platero ha incluido estrofas de diferentes características que le dan a este libro un perfil original y variado.

En “Las hojas verdes”, el español nacido en Huelva el 23 de diciembre de 1881 sorprende al lector con falsas consonancias y con un tratamiento audaz de las rimas, ya que allí no sólo pueden encontrarse juegos de palabras rotas sino también versos construidos a partir de términos sin acento propio.

Este libro, tal como se puede advertir al apreciarlo de principio a fin, presenta un estilo simbolista y algunas huellas de ironía que intentan darle un aire diferente a estos textos que no son alegres pero que tampoco llegan a ser tristes.

Por su antigüedad y la escasa repercusión que ha tenido a lo largo del tiempo, no es demasiado fácil encontrar en la actualidad un ejemplar de este material pero, si tienen la suerte de conseguir uno, intenten leerlo en alguna oportunidad al menos para conocer un poco más sobre el legado literario que nos ha dejado el talentoso Juan Ramón Jiménez.

Comentarios2

  • Elsy Alpire Vaca

    Bueno, mil gracias por aconsejarnos la lectura de algo producido hace más de cien añs, interesante, valdrá la pena buscarlo. Gracias.

  • Graciela Dantes

    Pues que bueno que han decidido publicar algo que guardado no se podrá leer ni apreciar, sobre todo di vale la pena. Gracias.



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.