Uso correcto de las comillas

¿Cómo usar correctamente las comillas?

 
 
 

Siguiendo con esta serie de artículos sobre los signos de puntuación, en el que hemos hablado del punto, la coma, el punto y coma, los dos puntos y los puntos suspensivos, ha llegado el momento de adentrarnos un poco más en las marcas que nos sirven para escribir y conseguir claridad en nuestra comunicación: hablemos de las comillas. ¿Sabes usarlas correctamente? Si tienes dudas, espero que este artículo pueda servirte para aclararlas.

 
 
 

Tipos de comillas

Las comillas son un signo ortográfico que sirven para marcar una distinción determinada en un texto.

En lo que respecta a su escritura: las comillas se escriben pegadas a la primera y a la última palabra de la frase que enmarcan y separadas por un espacio del signo o la palabra anterior y posterior. Esta regla sólo tiene una excepción: cuando al cerrar las comillas debe escribirse un signo de puntuación, no se dejará espacio entre el cierre de las comillas y dicho signo.

Existen varios tipos de comillas. Las comillas inglesas (“ ”), las comillas latinas también llamadas españolas (« ») y las comillas simples (‘ ’).

Si bien no hay una norma estricta acerca del uso adecuado de cada una, sí existe una recomendación jerárquica: inglesas, latinas y simples.

Esto significa que se comienza con las angulares y se utilizan las latinas y las simples en segunda y tercera instancia, para entrecomillar partes del texto ya entrecomillado, y dividir correctamente cada una de las partes.


¿Para qué sirven las comillas?

Son muchas las utilidades de estos signos. Vamos a explicar los más comunes.

Enmarcar citas

Sirven para enmarcar citas textuales; extraídas de textos oficiales o de comentarios que se citan tal cual han sido enunciados. Un ejemplo puede ser este fragmento de «Jane Eyre», de Charlotte Brontë

Enmarcar pensamientos

En los textos narrativos, las comillas sirven para enmarcar los pensamientos de los personajes. También para dejar en evidencia que una palabra es coloquial o que procede de otra lengua, marcando una distinción entre ella y el resto del texto. Este ejemplo del Diccionario Panhispánico de dudas puede ser muy apropiado:

Enmarcar significados

Las comillas son muy útiles para enmarcar los significados de una palabra. En este caso suelen utilizarse las comillas simples. También recurro al Diccionario Panhispánico de dudas para encontrar un ejemplo que ilumine este punto:

Citar títulos independientes

Para citar el título de un texto independiente. Por ejemplo, los títulos de los capítulos de un libro, el título de un poema, un artículo periodístico o cualquier otro que, dentro de un texto más amplio, tenga cierta independencia. Y vuelvo al Diccionario Panhispánico de dudas:

Combinar las comillas con otros signos

Las comillas pueden combinarse con otros signos, siempre que se respeten dos reglas.

* Los signos de puntuación que las acompañan se escribirán siempre después del cierre de éstas.

* El texto entrecomillado se tratará como una frase independiente; por lo tanto, tendrá sus propios signos de puntuación. Esto significa que, si esta frase es exclamativa o interrogativa, los signos de apertura y cierre irán dentro de las comillas.

Como ya te habrás dado cuenta, las comillas son verdaderamente útiles si queremos ofrecer una comunicación fluida y correcta. Por esta razón, puede ser muy importante saber utilizarlas.

¿Qué te ha parecido este artículo? ¿Usabas bien las comillas? ¿Sabes cómo no volver a cometer los mismos errores? No te pierdas todos nuestros artículos sobre signos de puntuación en el Taller Literario.



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.