Repercusiones del beso en el estudio de los sentidos

La naturaleza no hace nada sin propósito o sin utilidad
Aristóteles

Hace algunos años, hice un estudio personal al que me habían llevado mis propias reflexiones sobre algunos aspectos importantes de la vida. En él incluí otro de las gemas que la naturaleza ha engarzado a nuestro cuerpo y que nos sirven para cumplir con muchas funciones vitales, entre ellas, los sentidos. De esto resultó un ensayo que por extenso dividí en veintidós partes; de algunas de ellas, hoy día me valgo para caer en nuevas especulaciones y compartirlas, con el propósito de invitar a otros para que hagan sus propias reflexiones.
Tomaremos para nuestro estudio de hoy las mejores versiones del beso en las cinco variantes que hemos escogido para ejemplificar sus repercusiones, no tanto para hacer exaltar al beso a lo largo de la lectura, sino principalmente, para resaltar la labor de nuestra Madre Naturaleza y su gestión en el cumplimiento de nuestra felicidad.
En estos tiempos, en que todo escasea, hasta el cariño, no pueden quejarse aquellos que han sido regalados con besos de gran variedad; como sabor, aroma, textura, color y hasta sonido. Estos últimos, encantadores, al llegar a la trompa de Eustaquio chocan con el órgano de Corti, le dan la vuelta al caracol y pueden salir convertidos, en besos bailables.
Tal variedad de besos, que pueden hacernos reaccionar a sus correspondientes impulsos, nos han llevado a pensar en las maravillas con que la naturaleza ha dotado nuestro cuerpo y por medio de explicárnosla lógicamente, podemos además aprender una nueva forma de sentirlos y disfrutarlos en una especie de descubrimiento de nuestros atributos científicamente declarados.
Por ejemplo, un beso inten(c)ionado, ese que alguien nos emite con toda la inten(s)ión de descubrirnos, puede llegar antes que nada al núcleo supraquiasmático y regular el ritmo circadiano, por ende, el reloj biológico; una vez logrado, la glándula pineal pule su pantalla y alumbra el camino a los besos que siguen para llegar, en una ruta llena de aventura y constantes renovaciones, al disfrute total, y puede que, dependiendo de que tan desarrollado esté el sistema de recepción, al clímax perfecto.
El tronco cerebral comparte muchas de las funciones de la cuerda espinal y está formado por el bulbo raquídeo, la protuberancia anular (metencéfalo) y el mesencéfalo o pedúnculos cerebrales. Sin embargo el término cerebro, parece imponerse a toda opción posible ya que el cerebro propiamente dicho, es la porción pensante y de la cual parece depender el grado de inteligencia, aparte de constituir el 85% del peso encefálico. El encéfalo es realmente el conjunto al cual pertenece el cerebro, unido a los restantes centros nerviosos cuyas funciones, estrechamente vinculadas entre sí no pueden separarse. Conecta entre sí la corteza con el cerebelo y la cuerda espinal, de ese modo contribuye en la regulación de las funciones involuntarias del cuerpo (viscerales y faciales) y las habilidades motrices cognitivas; ¿qué no hará con las voluntarias, como por ejemplo dar o recibir ese beso?

Veamos lo que ocurre a través de las conjunciones de la función encefálica, el sistema límbico y los sentidos, al experimentar los siguientes ejemplos de besos:

Recepción del beso con sabor.

El responsable de que identifiquemos los sabores es el sentido del gusto que se ubica en la parte superior de la lengua y que, para detectar el sabor, posee cuerpos ovoides llamados corpúsculos gustativos, cuyos pequeños poros permiten la entrada de las sustancias disueltas que estimulan químicamente a los receptores por los que están constituidos. Esos corpúsculos son las papilas gustativas de la lengua con las que podemos distinguir cuatro sabores; salado, dulce, amargo y ácido. Además, y al igual que por el resto del cuerpo, en toda la cavidad bucal hay otros corpúsculos que asociados con el sentido del tacto nos facilitan la tarea de reconocer las diferentes temperaturas y texturas de los alimentos que unidos a la memoria, cuya eficaz colaboración vemos en todas partes, y a las fibras nerviosas que conducen estas sensaciones al cerebro, nos permiten reaccionar ante cada estímulo.
Un beso con sabor llega a la lengua, órgano importante que ocupa la parte media del piso de la boca, compuesta por una cara bucal y otra faríngea donde se encuentra el surco terminal en el que se hallan las papilas de la V lingual y el remanente del conducto Tirogloso. En el tercio posterior, las amígdalas linguales. Los diferentes tipos de papilas linguales se distribuyen en la superficie de la lengua. Las papilas fungiformes contienen receptores para el gusto en los llamados calículos gestatorios. Los nervios Hipogloso y Glosofaríngeo componen la inervación motora de la lengua, y la sensación del gusto de los dos tercios anteriores de la lengua es conducida por la cuerda del tímpano (rama del nervio facial); la del tercio posterior, por los nervios Glosofaríngeo y Vago. La función conjunta de la rama lingual de la división mandibular del Trigémino y los nervios Glosofaríngeo y Laríngeo nos proporciona la sensibilidad lingual. Entonces el beso, se ha encontrado con las múltiples sensaciones gustativas que disfrutamos y que no corresponden solamente al sentido del gusto, ya que el trabajo complementario del olfato, y donde además el tacto juega su papel, hace posible que percibamos la mayoría de ellas.

Recepción del beso aromado.

Como el cuerpo humano es el mejor ejemplo de trabajo en equipo, y hablamos del placer o deleite que nos producen las cosas que nos gustan, el sentido del gusto se acopla al del olfato abarcando más allá del paladar para ser transferido al espíritu mismo, pero antes de llegar allí, veamos cómo reacciona este sentido a los besos aromados.
De los cinco sentidos el olfato supera a los restantes en agudeza y antigüedad; esta última atestigua su constitución muy simple y su escaso estado evolutivo ratificado por la peculiaridad de que las células nerviosas olfativas son capaces de reproducirse. El sentido del olfato posee gran influencia en el comportamiento por su considerable capacidad de identificación de olores ya que reconoce una sola molécula aromática aún dentro de un gran volumen de aire.
En el ser humano el órgano gestor del olfato es la nariz, órgano además, en que la superficie olfativa está integrada en las vías respiratorias superiores.
Cuando un beso aromado se acerca a la nariz, que está situada entre el seno frontal y el paladar, y compuesta por dos fosas separadas por el tabique nasal, entonces los cartílagos laterales del vestíbulo permiten tanto la expansión como la contracción de las fosas nasales formando una especie de válvula que determina el flujo de aire, y comienzan a recibir las emanaciones del beso. En las paredes laterales de cada fosa nasal se encuentran tres cornetes protráctiles (que pueden estirarse) hacia la luz y que poseen glándulas mucosas que calientan y humidifican el aire inspirado. En la parte superior de las fosas nasales se encuentran los receptores olfativos, en cuya zona, la pituitaria amarilla cubre el cornete superior y se comunica con el bulbo olfativo. Una vez que el aroma del beso se disuelve en la humedad de la pituitaria, actúa químicamente sobre los receptores olfativos, de los cuales resultan impulsos nerviosos que son transmitidos al bulbo olfativo; entonces llegan a la corteza cerebral donde se forma la sensación olfativa que conjuntamente con la sensación del gusto son producidas por el mismo estímulo químico, de ahí que el olfato y el gusto suelen confundirse y el beso con sabor, también llegue a ser un beso con olor; el olor del besador, de sus labios y del interior de su boca.
Las células olfativas poseen la propiedad de adaptarse con gran rapidez al estímulo y cuando éstas se han acostumbrado al olor del beso, cesan de transmitirlo al cerebro porque ya nunca ha de confundirlo con ningún otro.
Cuando el beso aromado llega, cuando la experiencia se ha recibido y ya no hay nada ni nadie que pueda sacarnos de ese beso, las moléculas aromáticas estimulan los terminales nerviosos y estos convierten ese influjo de moléculas aromáticas en impulsos nerviosos.
El sentido del olfato está estrechamente ligado al sistema límbico que es la parte de nuestro cerebro que controla las emociones y toma parte en las importantes funciones relacionadas con la memoria. Cuando los terminales nerviosos convierten el influjo de moléculas aromáticas en impulsos nerviosos, los envían al sistema límbico en donde a dependencia del aroma de que se trate, serán las reacciones emotivas provocadas, capaces éstas de estimular tanto recuerdo, como nuevas impresiones. Ineludiblemente asociado a la memoria, el olfato es capaz de llevarnos atrás en el tiempo, de remontarnos en un viaje instantáneo, al momento y al lugar en donde la memoria grabó esa imborrable huella; también es capaz de hacernos alcanzar un estado de éxtasis y descubrir parajes nuevos hasta encontrar un paraíso del cual ya no podrá despegarse nunca esta nueva experiencia, cuyos engramas nmésicos, en este caso los del beso, serán grabados para siempre.

Recepción del beso con textura.

El sentido del tacto no está excluido de exaltación ante el desafío del beso. Aunque el tacto es el menos especializado de los sentidos, puede aumentar su agudeza a fuerza de usarlo. Por medio suyo se percibe la presión ejercida por el labio en un beso, y las cualidades de estos labios. El tacto, a diferencia de los restantes sentidos está distribuido por todo el cuerpo quien percibe el contacto con todo cuanto le pueda tocar.
Las terminaciones nerviosas especializadas que pueden ser de diferentes tipos y están localizadas en la piel, son los receptores del tacto. Ante una deformación mecánica de la piel estos receptores, que se encuentran en la epidermis y están distribuidos por todo el cuerpo, se estimulan transportando cada sensación al cerebro por medio de las fibras nerviosas. La forma compleja de receptores llamados corpúsculos de Paccini son susceptibles a la presión, y se encuentran concentrados en las áreas (muy sensibles) de las yemas de los dedos. Otros corpúsculos como los de Rufino o los de Krause nos sirven para percibir los aumentos o bajadas de temperatura del labio que nos besa.
Una de las cosas más extraordinarias del sentido del tacto es precisamente que tiende un puente de energía directa entre los seres humanos. ¿Por qué cree usted que existe beso?, ¿por qué piensa que los enamorados practican juegos de caricias antes, durante y luego de consagrarse en el acto del amor?, precisamente porque los seres humanos necesitan recibir el calor y el afecto de otras personas a través de las sensaciones táctiles y especialmente en preámbulo amoroso para llegar al clímax.
Nadie puede negar la maravillosa sensación que produce sentir en nuestra piel el contacto físico del afecto de las personas que nos aman y a quienes amamos.

Recepción del beso con color.

No podemos afirmar que un beso tenga color, pero si lo tienen los labios que nos besan, el rostro, la persona que nos besa; si tiene volumen ese labio, tamaño, luminosidad, apariencia que enamora. Es un beso de ojos abiertos el que ve el color, sin embargo, con ellos cerrados; el tacto, el sentido del gusto, el olfato y en especial la memoria y en suma, el encéfalo, hacen una maravillosa combinación que pueden otorgar al beso de cuantos colores sea capaz de fabricarlos la memoria.

La alegría de ver y entender es el más perfecto don de la naturaleza.
Albert Einstein

La vista es el sentido corporal que nos permite conocer, mediante las impresiones luminosas, el volumen, la forma, el color, el tamaño y demás cualidades (colores, luminosidad, apariencia…) de los objetos que nos rodean a través de los órganos de la vista que son los ojos y cuyo estímulo específico es la luz y el campo receptor la retina.
En el ser humano las funciones de la vista son cuatro entre las que se encuentra la visión de las formas que puede conseguirse con un solo ojo; la de las distancias, binocular; la de los colores, y la del movimiento. Cuando llega el beso con todo el color de la intensión de esa boca que nos besa, la retina, adaptable a la luz, que sirvió de modelo al confeccionar el diafragma de la cámara fotográfica, hace posible la visión (puede que con poca luz) y gracias a la acomodación del cristalino pueden observarse las imágenes al nivel de la retina; los movimientos del globo ocular, regidos por los músculos extra oculares, permiten enfocar siempre las imágenes a nivel de la fóvea (depresión de la retina donde la visión alcanza el máximo de nitidez).
El ojo, compuesto por el globo ocular y sus anexos (cristalino, conjuntiva, córnea, pupila, iris, cuerpo ciliar, vítreo); (esclerótica, coroides, retina, mácula y nervio óptico), es sin duda alguna, además del órgano que permite la función del sentido de la vista, un componente incalculable de la obra del rostro, al tiempo que revela las expresiones que brotan de nuestros diversos sentimientos unidos a la espiritualidad humana que nos hace identificar el color, sabor, textura, aroma y todo cuanto se desea y se tiene de un beso.
A través del sistema nervioso central que conecta al cerebro con cada rincón de nuestro cuerpo, pasan millones de sensaciones e impresiones que señalan la memoria como un elemento de coalición insustituible. Si la corteza cerebral se encarga de recibir las señales de los sentidos para indicarnos como reaccionar ante cada estímulo, la memoria, también vinculada en cada proceso del sistema nervioso central, corresponde individualmente a cada una de sus funciones, de ahí que, como mismo tenemos una memoria visual, también existe otro mecanismo de la memoria para cada función especifica que se complemente en la fabulosa sinergia del cuerpo, efecto tal que nos sigue asombrando de cuan perfecto equipo disponemos y por el que podemos asimilar y finalmente ver el color del beso.
Si hablamos de la vista como un medio de percepción visual, hablemos también de un equipo, equipo que se completa bajo la absoluta supervisión del cerebro. La memoria interviene en cada proceso y el recuerdo y la imaginación contribuyen al enriquecimiento de los resultados cuya correspondencia con el principio elemental de la vida está dada en origen, solo por arte natural.

Recepción del beso con resonancia.

El oído es el sentido por el cual se perciben los sonidos a través de sus órganos, los oídos, y cuya percepción puede llevarnos a repetir por medio tanto de la voz como valiéndonos de instrumentos los sonidos escuchados.
El órgano para el sentido del oído está integrado por el oído externo, compuesto por el pabellón auricular y el conducto auditivo externo, que termina en el tímpano, membrana que lo separa del oído medio, el cual está formado por la caja del tímpano en la que se haya dispuesta una cadena de huesesillos (martillo, yunque y estribo) encargados de transmitir los sonidos del tímpano al oído interno y comunica con el conducto nasofaríngeo a través de la trompa de Eustaquio. El oído interno está integrado por el laberinto óseo, que posee tres cavidades (vestíbulo, canales semicirculares y caracol), y el laberinto membranoso contenido en el anterior. En el caracol está el órgano de Corti (órgano de la audición).
Cuando llega el beso, el oído medio comienza a vibrar, origina vibraciones subsecuentes, primero en un huesesillo con forma de concha llamado caracol que está en el oído interno, enseguida ocurre la vibración del líquido que hay dentro de este último, que finalmente causa la vibración de unos pelillos minúsculos que cubren el caracol, luego estos transmiten una impresión auditiva a través del nervio auditivo el cual funciona como un cable eléctrico, transmitiendo esta impresión auditiva al cerebro quien finalmente se encarga de determinar el sonido; qué lo ocasiona, y la manera en que debemos reaccionar.
El sentido del oído nos permite percibir los sonidos, volumen, tono, timbre y la dirección de donde provienen. Las vibraciones sonoras son recibidas por el oído y transmitidas al cerebro y no conforme con abastecer la memoria en cuanto a sonidos de toda índole, en el oído se encuentran terminales nerviosas que reciben información acerca de los movimientos del cuerpo, contribuyendo a mantener el equilibrio del mismo, equilibrio que a su vez se mantiene por medio de engramas nmésicos específicos para cada uno de los disímiles e innumerables movimientos.
Pascal nos dice: “El corazón tiene razones que la mente no puede entender.” Seguramente el beso bien proporcionado contribuye al equilibrio y al buen funcionamiento del equipo, y seguramente en la memoria del besado, ha de quedar su música, su aroma, su sabor, su textura y su color, para siempre.

Más información sobre María Eugenia Caseiro

Comentarios33

  • katia

    hola

  • karla

    Ami lo que me gustaria saber realmente es los beneficios del beso en nuestra persona fisica, emocional y psicologicamente; gracias.

  • Edgar Neira Trujillo

    María Eugenia:
    He leído con avidez su artículo, el cual entiendo forma parte de un conjunto del cual me encantaría concer las otras veintiuna.
    Soy Médico Otorrinolaringólogo, lo cual me autoriza para felicitarla por los enormes conocimientos de Anatomía y Fisiología de los órganos de los sentidos, lo cual unido a su sensibilidad poética hacen de su artículo una deliciosa pieza morfofisioliteraria.

  • Tiburcio Jiménez M

    Es importante que se escriba sobre estos temas, aparentemente sin importancia, pero a quien no le ha gustado recibir un beso, de amistad, de cariño de amor... creo que no hay persona en el mundo que se renuncie a recibir cariño y el beso es una de las mejores expresiones para hacerlo, ya se nos muestra en este artículo como se activan nuestros sentidos.

  • Katherine

    hola. M gusto much su artículo habla de cosa interesantes que nos pueden servir.

  • Madeline

    Gracias por escribirnos cosas que nos ayudan en algun momento o situación.
    Nos sirve de mucho en saber lo importante que es el beso en la pareja y su diario vivir hasta su intimidad.

  • angela

    hola poemas del alma he lieido esta investigacion del beso y me paresio fantastica pero pienso que deve haber mas me justaria que publicaran sobre otro tipo de coas pero de este mismo jenero es bueno saber totdo no creen
    bueno asta luego

  • febralia

    me da mucho gusto formar parte de su ensayo al leerlo, me parece muy interesante su punto de vista, pero creo k le hace falta citar algunos autores para comparaciones y para mantener la atencion en el tema, considero k su labor es muy buena, y comparto sus inquietudes.

    adelante!!

  • Erik de J. Villa N.

    que buen reportaje, com ya esta expresado en algunos comentarios anteriores, es una mezcla muy buena de anatomia y poesia, lo cual da como resultado esta explicacion extensa y clara, ademas de poetica sobre lo mas sublime, y grandioso que existe en el mundo: el beso, es algo que a muchos nos parece interesante y claro no basta con leerlo, sino compartirlo (lo hare con gusto), gracias por estas publicaciones, saludos

  • denis gonzalez

    hola que exelente todo lo que e leido siga adelante desde honduras

  • Ivan Barahona

    Lindo el poema, estupendo!!
    Me encanta los poemas de lige mucho la naturaleza, y mas cuando tocan algo de nosotros (los humanos) sigan adelante, Tienen nuestro apoyo!

  • Angelica

    Cabe resaltar que un beso es mas que el contacto fisico entre una o mas personas , va desde la simpleza hasta la mas firme adherencia fisica.....es la insinuacion del acto amoroso finiquitado en el acto sexual ..es la expresion de nuestro sentimientos......y la reciprocidad de los intersados....para mi un beso es la degustacion de lo realmente satisfactorio en un ser..donde puedo hallar confianza y significacion en sentimientos y tolerancia...el sabor de un beso lo fabricamos nosotros mismos en la mente .....pensando en aquel ser a quien besamos!!!

  • angel cesar

    su artuculo es una muestra de conocimienyto de las funciones principñales de los sentidos y de como estos regulan nuestros estados de ánimo . lo felicito por su investigacion y lo exhorto a qte siga presentandonos estos tipos de texto.

  • Judith Campuzano

    Me pareció precioso el artículo, por lo importante que es dar cariño y recibirlo, ya que tantas veces no valoramos eso..a la vez es muy divertido, mezclar un dìa de trabajo tan ajitado, con la simplicidad de recibir este mail, leerlo..y tener unas ganas inmensas de salir corriendo a dar un beso al amor de mi vida..es fantàstico..
    Sigan adelante y gracias por enviarnos esto..seguro igual que yo,mucha gente los agradeceran..saludos..Judith,desde Paraguay =)

  • Jenny

    Maria Eugenia: Sobre su ensayo es lo mñas lñogico y natural del ser humano, al dar un beso que los clasifica con distintos sabores, olores, resonancias,y ante todo con AMOR, porque los besos no solo son para despertar el intinto del amor sexo entre el hombre y la mujer, sino tambien entre los amigos, amigas, hermanos, padres hijos, y fisiologicamente regulan nuestro estdo de ánimo
    Muye atinado ensayo.

  • andres sirias

    bueno, felicitarlos por tan buen articulo, no me gusta examinar o desglosar la funsion del beso, sino , dejarla a la mas sencilla razon de su funsion y maxima expresion: AMOR. lo demas viene por añadidura.



    saludos.
    andres sirias

  • Marilena Rodríguez

    Hola¡
    Ley tu composición y me dió mucha risa, descifrando si tratas de hablar del beso o si en realidad es una descripción de los sentidos.
    Marilena. Upata-Venezuela

  • Juan

    Que pocas personas son las afortumadas de en contrar esa sensacion al besar.

  • ANTONIO HERNANDEZ

    he formado parte de los seguidores de poemas... y quiero hacerles saber que me gusta mucho esta pagina; los temas que tratan asi como las repercuciones del beso... es algo ; yo creo que muy lleno de la verdadera escencia de la vida que se disfruta al maximo.
    porque tengo tiempo escribiendo y participando en concursos de poesia libre y quiero exponer algunos de mis escritos como colabaracion....espero contar con su apollo.

    gracias ........ juan antonio hernandez almaraz

  • ANTONIO HERNANDEZ

    OLA QUE AL FIN
    TE TOCA MI MANO
    QUE UN MANTO INFINITO COBALTO DEJO
    QUE LLEGASES A LA ORILLA...

    Y DE AUCENCIA
    BASTA SOLO UN DIA
    AL MIRAR TU PRECENCIA
    SIN LA MIA


    DURANGO DGO. ANTONIO HERNANDEZ...

  • Elizabeth Muñoz

    Me abrio los sentidos, muy sexyy hay que probarlo

  • MARIA EUGENIA

    Apreciables lectores que tan amablemente dejan sus comentarios, he contestado a todos y cada uno de ustedes a sus correos privados que dejan aquí en el sitio, sin embargo, a algunos de ustedes no les llegan mis respuestas porque no escriben bien su correo electrónico, motivo por el que vengo aquí a hacerlo nuevamente.
    Deseo darles las gracias por su lectura y todos y cada uno de sus comentarios.
    Próximamante les estaré enviando artículos con nuevas reflexiones que espero les sirvan de alguna utilidad y si gustan me hagan como siempre sus comentarios
    Saludos, y hasta muy pronto. Nuevamente gracias,
    María Eugenia Caseiro

  • MAURY

    Me gusta mucho leer poesia.
    y en este caso me interesa el de los besos. necesito saber si es posible que me envie informacion sobre los beneficios del beso... creo que alquien ya lo solicito.

    Gracias

  • MARIA EUGENIA

    Apreciables amigos:
    Gracias por cada lectura y comentario

    Siempre les respondo a todos y cada uno de ustedes a los correos que dejan aquí, pero no recibo correo de vuelta de los lectores a quienes respondo. Por favor, si alguno de ustedes recibe mi correo, respóndame a buhowriter@hotmail.com y con gusto le enviaré lo que solicitan
    María Eugenia Caseiro

  • elmer atoche

    me parece interesante la descripcion que hacen en lo que crresponde al beso les cuento en la oficina les comense a preguntar uno por uno que opine lo que es un beso y lka mayoria considio en decir que es lo mas delicioso y lindo recibir un beso y que mejor de la persona que amas.piura15 enero

  • MARIA EUGENIA

    Muchas gracias, Elmer, por tu atenta lectura y comentario, y además, por llevar a cabo toda una encuesta que según nos comentas tuvo magníficos resultados.
    Nuevamente gracias.

    Saludos,

    María Eugenia Caseiro

  • fernanda

    La verda me gusto mucho su articulo me encanta la forma en que habla y se expresa acerca del beso, pero pues me gustaria saber muchas cosas mas acerca del mismo como por ejemplo clases de besos, de todas formas mil felicitaciones porque me di cuenta de cosas que ni siquiera imaginaba . Mucho animo para su proximo articulo!!!

  • luis uriza

    hola esta realmente interesante no conocia este lugar asta que una amiga me mando un mensje en el que estaba esta direccion

  • asdasd

    asdasdas

  • asdasd

    puta

  • Lena

    "La naturaleza no hace nada sin proposito o sin utilidad-Aristoteles.

    No cabe dudas que la autora ha estudiado el beso en todos sus sentidos...
    Y hasta pudieramos decir que es de las que no puede quejarse y que ha sido "regalada con besos de gran variedad como sabor, aroma, textura y s

  • Lena

    Amiga Ma. Eugenia, perdon por mi equivocacion...he aqui mi comentario:

    "La naturaleza no hace nada sin proposito o sin utilidad-Aristoteles.

    No cabe dudas que la autora ha estudiado el beso en todos sus sentidos...
    Y hasta pudieramos decir que es de las que no puede quejarse y que ha sido "regalada con besos de gran variedad como sabor, aroma, textura, y hasta color y sonido.." en el cumplimiento de su felicidad...
    Vemos que conoce muy bien todos los sentidos del beso, ya que sin ser medico u otorrinolaringologa, y solo como buena escritora, se adentra en lo mas recondito de la boca, lengua y toda la funcion encefalica ademas del sistema limbico y los sentidos, hasta encontrarse con la respuesta a todas las preguntas que pudieran surgir sobre el beso...Es de las "que no hace nada sin proposito o utilidad.." Y con picardia reconoce los sabores que pueden asociarse con su isla tropical:- "pudieramos distinguir cuatro sabores:- Salado, (sabor a olas)- dulce, (sabor a caña)-
    amargo, (sabor a despedida)- y acido, (sabor a limon...Como no reconocerlo..?
    "La alegria de ver y entender, es el mas perfecto don de la naturaleza." Albert Einstein
    Nos hace un diagnostico del beso, hasta hacernos caer en el resumen, con palabras dulces y llenas de sensaciones como en el caso de besos con textura..: "Por que cree usted que existe el beso..? ...y los enamorados practican juegos..(..)..? Y es aqui cuando la textura del beso se adentra en lo sublime del climax... con palabras maravillosas- propias de la autora- que nos dan la alegria de ver el don del beso.
    Y dijo Pascal: "El corazon tiene razones que la mente no puede entender.."
    Pero en su tema la autora ha logrado hacernos entender que cuando recibimos un beso..(de corazon)..en nuestra memoria ha de quedar su musica, su aroma, su sabor, su textura y su color para siempre." ...y se puede agregar:..y su disfrute.."
    Gracias Ma. Eugenia, no habia leido su original y magnifico tema, saludos y felicitaciones.

  • Lena

    Mi equivocacion se debio al escuchar noticias sobre el huracan Ike...que amenaza Cuba...
    Dios permita que se aleje....y desaparezca..



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.