Raymond Williams, el crítico literario

Raymond Williams se hizo conocido por introducir un nuevo concepto de cultura y por ser un referente clave de la teoría y la crítica literaria.

Nació en 1921 en Inglaterra, en la época de la posguerra. Era hijo de un ferroviario galés y pese a que no contaban con un nivel de vida alto, pudo estudiar en Cambridge gracias a una beca. Tuvo que suspender sus estudios para marcharse como soldado a combatir en la Segunda Guerra Mundial y cuando regresó retomó en donde había dejado.

Williams fue articulista y crítico literario en el periódico «The Guardian» y también realizó trabajos en televisión, como comentarista; sin embargo lo que más vale la pena destacar de su persona es que se trató de un intelectual sumamente comprometido con su tiempo, y principal precursor de los famosos «estudios culturales».

Como intelectual Raymond Williams formó parte del Círculo de Birmingham, un grupo de pensadores de índole marxista que al no compartir ideas con el sector ortodoxo se abrieron pero continuaron trabajando en el desarrollo de una historia de tipo cultural, bastante alejada de la idea marxista.

William y la historia

Lo que caracterizaba a Raymond de otros licenciados de su tiempo era su conciencia social, sobre todo en lo que se refiere a la educación.

Su originalidad residió en abordar sus investigaciones desde un punto de vista «marxista culturalista», eso significa que intentó entender los procesos históricos y los cambios sociales teniendo en cuenta la cultura en los que se llevaron a cabo. En este punto se opuso completamente al marxismo que atribuía el cambio social a un conjunto de fuerzas ajenas a la voluntad consciente de los hombres.

Para Williams, y según lo ha revelado en más de una ocasión, la producción cultural ha estado desde sus orígenes estrechamente ligada a las cuestiones materiales e institucionales de los grupos sociales y que, también se encuentran relacionadas con el periodismo y el desarrollo productivo de los elementos que pertenecen a esa sociedad.

En estos elementos sociales se encuentra la literatura, fuente de conocimientos y a la vez herramienta para plasmar lo que ocurre en un determinado tiempo y bajo un contexto social preciso; otro elemento es la tecnología que, ¡vaya si no incide en el desenvolvimiento y el curso de las relaciones sociales!

La literatura en Williams

Williams defendía la postura de que la literatura es parte de la sociedad y que sólo es posible entenderla si nos acercamos a ella a través de ese dinamismo que se crea entre ella, la cultura donde ha surgido, los hechos históricos que giran en torno a esa cultura y ese modo de vida preciso. Para entenderla, es necesario captar esa estructura del sentimiento particular de cada sociedad y que afectan a los hombres reales y no a masas abstractas.

Para Williams una de las cuestiones que había que defender a raja tabla era la cultura, sin bajarse los pantalones por ningún dogma, y en esa capacidad de la cultura por modelar las tendencias de las sociedades y de los individuos que formaban parte de ella, se encontraba la literatura como instrumento para realizar tal acción. Cabe señalar en este punto que Williams huía del ya por todos conocido economicismo/materialismo de los viejos marxistas rusos.

Según Williams la literatura es tiempo e historia, es necesario entenderla en el contexto social en el que surge e interpretarla en esa interrelación que se crea entre ella y los elementos que gobiernan el curso de esa sociedad.

Elementos fundamentales al leer Williams

Raymond Williams es uno de los autores fundamentales de las corrientes críticas de la teoría cultural. Gracias a él comenzó a reflexionarse más detenidamente acerca de la cuestión estética del arte, el pensamiento y la literatura; y de cómo estos elementos establecen relaciones complejas con determinados conflictos sociales y políticos.

Algunos de los temas a los que prestó especial atención son:

Globalización: Realizó innumerables escritos acerca de este tema. En un tiempo lejano al actual expresó que este sistema de comercio no llevaría a la satisfacción de las necesidades de la gente, sino al mayor enriquecimiento de los ricos y al empobrecimiento de los que menos tienen. No considero que se haya equivocado demasiado.

Las masas: Williams detestaba el término «cultura de masas» pues está ligado a varias asociaciones que pueden resultar debastantes al pensar en una sociedad.

Los peligros de la nostalgia cultural: Explicaba Williams que una tendencia presente en la mayoría de los pueblos, era la de desear esa reconstitución nostálgica, porque se cree que en algún lugar se encuentra el origen del pueblo y hay que recuperarlo.

Agregaba que estaba en contra de esta teoría pues la vida de un pueblo va transmutando con el paso del tiempo, con los elementos que traban relación con ella y su esencia siempre se renueva, y es necesario buscarla en la época contemporánea, bajo el contexto histórico que se vive.



Debes estar [email protected] para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.