Poemas dedicados

Ya sabemos que existen poemas para todas las ocasiones. A lo largo de la historia, los poetas han escrito versos de agradecimiento y poesías para felicitar, por ejemplo. Tampoco se han olvidado de los maestros ni de la familia. Y, por supuesto, han escrito miles de páginas sobre el amor.

Juan Ramón JiménezEn este artículo, nos referiremos a aquellos poemas dedicados a alguna personalidad. No son pocos los casos de autores que dedicaron versos a otro escritor o a distintos personajes famosos. Se trata, por lo general, de casos donde el homenajeado es un referente o un ejemplo a seguir.

El chileno Pablo Neruda, elegido como el mejor poeta de la historia según los lectores de Poemas del Alma, fue el autor de “A Miguel Hernández, asesinado en los presidios de España”:

Joven eterno, vives, comunero de antaño,
inundado por gérmenes de trigo y primavera,
arrugado y oscuro como el metal innato,
esperando el minuto que eleve tu armadura.

(…)

Miguel, lejos de la prisión de Osuna, lejos
de la crueldad, Mao Tse-tung dirige
tu poesía despedazada en el combate
hacia nuestra victoria.

Neruda también ha escrito “A Rafael Alberti”:

Entre nosotros dos la poesía
se toca como piel celeste,
y contigo me gusta recoger un racimo,
este pámpano, aquella raíz de las tinieblas.

El nicaragüense Rubén Darío, por su parte, homenajeó a Juan Ramón Jiménez:

¿Tienes, joven amigo, ceñida la coraza
para empezar, valiente, la divina pelea?
¿Has visto si resiste el metal de tu idea
la furia del mandoble y el peso de la maza?

El español Antonio Machado fue uno de los autores más prolíficos en sus poemas dedicados. El ya mencionado Juan Ramón Jiménez, Rubén Darío y Miguel de Unamuno son algunos de los escritores a los que consagró poemas. En “A don Ramón del Valle-Inclán”, Machado escribió:

Yo era en mis sueños, don Ramón, viajero
del áspero camino, y tú, Caronte
de ojos de llama, el fúnebre barquero
de las revueltas aguas de Aqueronte.

(…)

Porque faltó mi voz en tu homenaje,
permite que en la pálida ribera
te pague en áureo verso mi barcaje.

Estos son algunos ejemplos de poemas dedicados. Es que el talento de otros también puede ser motivo de inspiración para el talento propio.



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.