“Niebla”, de Miguel de Unamuno

"Niebla", de Miguel de UnamunoHoy les traigo un nuevo título para nuestro ciclo el desván de los libros perdidos. En esta oportunidad le ha tocado el turno a una obra que, desde mi punto de vista, es una imprescindible joya para cualquier apasionado lector de la buena literatura; esa que no sólo nos ofrece maravillosas historias para nutrir nuestra imaginación, sino también que nos obliga a reflexionar en torno a nuestra propia vida. Se trata de “Niebla”, de Miguel de Unamuno. Espero que la disfruten.

Breve sinopsis

En el hilo de la historia nos encontramos con Augusto Pérez que es hijo único de una familia rica que vive cómodamente. Su vida se quiebra cuando fallece su madre. A partir de ahí Augusto se enfrenta, nuevamente (su padre había fallecido cuando él era niño) con la muerte, con la noción de mortalidad y se da cuenta de que sin su madre no sabe qué hacer de su vida.

La muerte de su madre, anuncia su propia muerte. En este momento conoce a Eugenia Domingo del Arco, una pianista que le cautiva con su arte y de la que se enamora perdidamente, o eso cree. Pero Eugenia está comprometida y no le presta el menor interés. Pero Augusto insiste y comienza a acercarse cada vez más a su amada, intentando por todos los medios llamar su atención.

Finalmente consigue hacerle una propuesta de matrimonio que ella acepta movida por el impulso. Pero después se retracta y Augusto queda deshecho. Entre las posibilidades que se abren ante sus ojos la más interesante parece el suicidio. Pero antes de asumirlo decide visitar al escritor Miguel de Unamuno que vive en Salamanca.

Cuando lo conoce, Unamuno le hace notar que él es un personaje de ficción, por ende, no existe. Pero que, sin embargo, su destino no es suicidarse sino morir de forma natural. Augusto se enfurece y le ruega que no le mate; discuten durante muchas horas hasta que finalmente el personaje regresa a su casa.

A la mañana siguiente Augusto aparece muerto junto a su perro. Una de las inquietudes que deja flotando la obra es si realmente se suicidó o si fue Miguel el el que lo mató.

"Niebla", de Miguel de Unamuno

Temas y características

Entre los temas que se tocan en esta obra se destacan la inmortalidad (esas ansias que tenemos los seres humanos de vivir eternamente y contra lo que luchamos desde que somos pequeños), la inadaptación de algunas personas ante la vida (incapacidad para resolver problemas sencillos o existenciales) y, sobre todo, el existencialismo (esa sensación de vacío y de perdición que tiene Augusto le permiten al autor explayarse en torno a las ideas y sobre todo, plantear principios fundamentales respecto a esta corriente de pensamiento)

Entre las cualidades fundamentales de esta obra cabe mencionar su estructura. Se encuentra escrita de forma fragmentaria, a través de monólogos y diálogos. No hay prácticamente narración y se salta de una idea a otra como lo hace nuestra mente cuando nos hallamos pensando. Tampoco hay casi descripciones, como era de esperarse, ya que este es otro estilo de Unamuno. Además, cuenta con algunas historias dentro de la historia que aparecen de forma intercalada en el propio discurso narrativo.

El existencialismo en Unamuno

En esta obra, Unamuno aborda de una forma profunda el miedo de la humanidad moderna ante el incierto destino. En esta inseguridad la certeza de la mortalidad ocupa un lugar fundamental; y es, sin duda, uno de los temas que más preocupaba al filósofo vasco, ya que lo trabajó en la mayoría de sus textos.

Este libro plantea una historia de ficción que se encuentra firmemente arraigada en la realidad, y el autor juega constantemente con estos dos espacios en los que la vida cobra sentido. El título podría hacer alusión a esa sensación de incertidumbre que divide fantasía y realidad. Hay una constante escritura que se debate entre los grises y en ese sentido también resulta propicio el título: las descripciones tanto de los personajes como de los lugares se realiza de forma nebulosa.

Esta obra de Unamuno tiene algunas semejanzas con “La náusea” de Sartre, que se considera uno de los manifiestos del existencialismo en lengua castellana. Sin duda, la lectura de ambos textos puede servirnos muchísimo a comprender esa sensación de vacío y de inconformismo que reside en aquellos que necesitan darle un sentido absoluto a la existencia.

Y hasta aquí nuestra lectura antigua. Espero que les interese este libro y que no se olviden de visitar otras entregas de nuestro desván de los libros perdidos.

"Niebla", de Miguel de Unamuno

Comentarios3

  • Elsy Alpire Vaca

    Hermoso artículo que nos habla sobre los estilos clásicos del autor Unamuno. Gracias.

  • Rapsodico

    En esta ocasión la conozco, y, como bien dices, imprescindible. Un abrazo, Tes.

  • Pedro Rodriguez

    Deseo ver otro tipo de comentarios más especializados o críticos, y menos a modo -siempre colocan a la misma persona con opiniones un tanto cuanto lisonjeras. Por otro lado, les urge voltear a ver la inmensa Narrativa latinoamericana, en especial la literatura hispanoamericana...



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.