La importancia del lector

La importancia del lector

A Julián Yanover
A Poemas del Alma.
A nuestros lectores,
almas buscando el alma.

La escritura está a menudo formulada como complemento al juego de la reflexión, especialmente la poesía, que con el uso de imágenes, metáforas, y todo tipo de herramientas que conforman el arte del poeta, descubre a través del lenguaje lírico, de la subjetividad, los efectos de las emociones en el marco de lo que se escribe. Salen a flote sentimientos, que motivados por el deseo y la tendencia de transcribir las ideas, dan origen a una forma, digamos más libre de expresión. Libertad de expresar sentimientos, aunque paradójicamente esté sujeta a reglas de lenguaje, de sintaxis gramatical, de género literario, y también al estilo; y es aquí donde toma sentido la exigencia, aquello que nos mueve a mejorar lo escrito y que a veces nos lleva a cuestionarnos con respecto al resultado.

Valoramos el tiempo de quien hace suya la palabra leída; hecho que estimula y redunda en una mayor aplicación al trabajo, y que a su vez beneficia la relación con el lector, pero también valoramos la buena crítica. El escritor, además de su propio lector, es también lector; debe, por ende, ser su propio crítico llamado a formar parte del constante aprendizaje que nace de ambas actividades.

Muchos sienten el llamado de la escritura, pero no todos tienen la suerte de escribir guiados por una inspiración excepcional, incluso por una no tan excepcional, sin embargo les motiva y les nutre la certeza de saberse leídos, de no quedar al desamparo de la escritura en soledad, y es por ello que escritor y lector crean esa connivencia que genera además un nuevo vínculo: una articulación entre el lector y el texto, que hoy día se facilita en una mayor proporción debido a la propagación y difusión de este tipo de trabajo y de todo arte en general, por la utilización de un medio veloz y de gran alcance, como lo es la Internet.

Si bien sabemos que la escritura es un acto de comunicación; la lectura, es complemento indispensable para esta comunicación. El lector es parte activa y vital que corona o aplasta lo escrito, que añade su propio punto y sabor. Y la escritura, que no es otra cosa que una invitación a la lectura, tal vez provocación a la misma, logra desentrañar, muchas veces con estricta limpieza, los pensamientos y los debates internos de quien escribe, y despertar otro tanto en quien los lee.

Todo acto de comunicación está matizado emocionalmente y pasa, de forma inevitable, por el filtro de subjetividad, tanto de quien emite el mensaje como de quien lo recibe. En la interrelación escritor-lector, la peculiaridad de la función comunicativa o el modo en que el receptor debe tomar el texto, no es exclusiva del texto literario; cada cual obedece a una función comunicativa específica que conlleva a un conjunto de particularidades, reguladas a su vez por principios dilucidados en su condición de fenómeno de interacción social y de actividad cognoscitiva.

Tanto quien escribe como quien lee, aportan su ración al producto, por lo que el fruto del acto de escribir, en un plano subjetivo de comunicación tiene de uno y de otro; recoge, en las más íntimas vivencias, un resultado de esta comunicación, que a su vez origina un nuevo producto que pasa directamente a influir en el lector de manera que lo articula con episodios creados expresamente para ello. Esta comunicación subjetiva, ánima elemental que interrelaciona al lector con el texto, y a su vez con quien lo escribe, no es otra cosa que la fusión de dos actos y el acto de leer, pasa a formar parte del acto de escribir desde el punto en que es concebida la escritura, una vez que incluye al lector en el proyecto del escritor.

Un libro no leído, es como un libro nunca escrito.

Les dejo con estas reflexiones que tal vez les permitirán una nueva valoración del acto de la lectura, y con quienes, en este presente, y en cada número de Poemas del Alma, han dejado en las páginas de este boletín literario, el deseo de que sus palabras pasen a ser, vuestras palabras.

María Eugenia Caseiro
buhowriter@hotmail.com

Más información sobre María Eugenia Caseiro

Comentarios11

  • MARTHA LIGIA MEJIA

    Me encanto su escrito, pero quisiera saber de Usted como puedo hacer para publicar mi libro de poemas, ya lo he terminado... son mensajes de amor y desearia poder darlo a conocer, aclaro que no soy escritora solo administradora de empresas con su trabajo, pero adoro la poesía y me encanta escribir porque vivo inspirada para hacerlo... solo deseo poderlo pueblicar. Vivo en Pereira Colombia.

  • Jorge Menelio Trochez Reyes

    Me dio mucho alegria recibir estas palbras que he leido, me motivan aun mas, asi como el lector, como el escritor....soy de Honduras, y me gustaria sus colaboraciones para poder publicar un poemario titulado ¨pisadas

  • MARIA EUGENIA

    Muchas gracias por el tiempo que se ahn tomado para leer, reflexionar, y especialmente comentar.
    Por favor, les ruego, a los interesados, me comuniquen a mi correo privado:
    buhowriter@hotmail.com
    Mis saludos
    MECaseiro

  • Oscar Torres

    Hola, Maria Eugenia he leido tu plublicacion y gracias por hacernos refleccionar de lo importante de la comunicacion, sobre todo de la oral, pero seria muy importante de que los lectores tomemos consiencia de el esfuerzo que toma cada uno de los escritores, yo no soy escritor pero si lector y me gustaria recibir lectura en mi correo oscardj262@yahoo.com y gracias de antemano Atte Oscar Torres y muchos saludos desde el Ecuador.

  • Norma Vásquez (lexmi)

    "Un libro no leído, es un libro no escrito" qué gran verdad... lamentablemente no muchos lo entienden, tal vez por que no arriesgan tiempo en leer ni menos en escribir... pasé por este espacio... y me encuentro con tus post... la importancia de la comunicación es un tema que debiéramos debatir, existen tantos medios, tantas formas, pero no dimensionamos su alcance, su poder, podría dominar el mundo quien entendiera su alcance... desde pequeños nos enseñan a leer y escribir en paralelo y en nuestra vida adulta pareciese que no todos han aprendido el por qué de la necesidad de hacerlo, pero el verdadero por qué, lo hacen como medio de sobrevivencia, cultura, educación, razones válidas, pero les falta el espíritu de estas herramientas, el espíritu que conlleva el saber utilizarlas en beneficio de la comunicación...

  • Ruth Duarte

    Me gustó mucho tu publicación ,porque lo se escribió ,es una gran verdad ,me da una lastima cuando asigno a mis a alumnos la lectura de una obra o de un poema,y ellos me contestan que la lectura es aburrida ,algunas veces me siento culpable ,porq siento que no les inculco a mis alumnos el habito de la lectura , pero me digo es como una enfermedad que le da a todos los estudiantes , pero es realmente preocupante esta situación que al parecer no les sucede solo a ellos ,sino a muchas personas más.

    Què me aconsejas para tratar de que esto mejore,

  • Norma Vásquez (lexmi)

    Ruth, leyendo tu post, recordé que recientemente, a mi hijo (8 años) se dieron un libro a leer, siempre ha tenido complementaria su lectura escolar con diferentes libros, y tras regaños termina leyendo por obligación. En esta última ocasión, descubrí algo interesante, justo fue fin de semana, y nos toco salir de la ciudad, en el bus, camino a nuestro destino, se encontraba tan aburrido, que le pasí el libro y comenzó a leer, luego me percato que intentaba distraerlo para que apreciara el entorno y no me fue posible, quería seguir leyendo porque ya estaba inmerso en la historia misma del libro, de allí para adelante todo fue preguntas y otros relacionados con el libro.

    Desde ese momento, siempre que debe leer, busco la instancia de sacarlo del ambiente rutinario, donde la televisión, computadores, y otros distractivos no lo dejen sumirse en su lectura y como no tiene nada al alcance, toma su libro y se sumerge en el. Tal vez no sea válido para todos, pero te dejo esta experiencia.

    Saludos, desde Chile

  • maria eugenia

    deseo conocer más de tu trabajo
    elkin

  • deibis

    Excelente documento de reflexion en torno al acto de leer. Mi hijo disfruta la lectura en la medida en que yo leo con èl. Me agradaría sobre manera recibir artículos afines en mi e.mail.

  • Comunicarse con el autor a:

    Disculpen, es que no recibo sus comentarios en mi casilla y tardo tiempo en poder venir a leerlos aquí
    A los que deseen comunicarse conmigo personalmente, les dejo mi correo electrónico:
    buhowriter@hotmail.com
    Muchas gracias a todos por sus comentarios
    María Eugenia Caseiro

  • Lena

    Es triste ver que a los niños de hoy no les guste la lectura y menos leer un libro. Ya tienen internet para leer todo aquello que les gusta, solo que la mayoria de las veces no tiene que ver nada con la literatura.
    Recuerdo de niña...eramos una familia de 9 hermanos y a diario nos disputabamos el periodico o la revista que llegaba, para ser los primeros en leerlos..y se debia a la estrategia de nuestra abuela,
    porque (nos decia) no leia muy bien y nos pedia leerle por separado, distintos temas a diario...Despues nos percatamos que era para enseñarnos a leer ...(porque mas tarde se le veia leyendo)
    y pienso que fue asi como desarrollamos el amor a la lectura.
    Norma Vasquez al darle un libro a su hijo, no sabia que estaba usando una estrategia para enseñarle el amor a la lectura: distinta a la de mi abuelita, pero con el mismo final, pues tanto a mi como a mis hermanos, tambien nos sigue gustando la lectura.
    Maria Eugenia, su tema ha logrado "una invitacion a la lectura" , por lo que "provoca sentimientos y debates" de los que escribimos los comentarios , asi como tambien despiertan otro tanto de quien los lee.. Ha logrado "incluir al lector en su proyecto, sus palabras han pasado a ser nuestras palabras..".
    Felicidades Ma. Eugenia, por su interesante tema, definitivamente sus libros no se incluyen en:
    Libros no leidos..es como libros nunca escritos"...porque sus temas, ademas de ser leidos, nos pone a pensar...y escribir.
    Se le extraña...



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.