Historias de octubre

Acabamos de entrar en octubre, un mes para unos melancólico y para otros punto de origen de nuevos propósitos y retos.

Un tiempo este que, sea por una u otra razón, ha inspirado a algunos escritores que lo han tomado como escenario o telón de fondo de sus historias. Un escenario que, en ocasiones, ha conseguido arrebatarle a los propios personajes de aquellas el protagonismo.

Conozcamos algunas de esas obras literarias donde el décimo mes del año logra hacerse muy presente.

En 2003, Eloy M. Cebrián publicó Bajo la fría luz de octubre. Una novela esta en la que intentar darse a conocer y explicar en profundidad la Guerra Civil Española y sus consecuencias a las generaciones actuales.

Para ello, el autor ha tomado como protagonista a Maruja, una adolescente que vive en primera persona la división que sufrió nuestra nación por culpa del citado conflicto bélico. Y es que ella crece en una familia donde los hombres son republicanos y progresistas mientras que las mujeres son muy religiosas y conservadoras.

Una situación que hará que la convivencia se tambalee en casa mientras que el país vive a su vez el episodio más trágico de toda su historia. Y de todo ello dará consabida cuenta al lector la joven que transmite todo el dolor y los temores que le rondan.

Distintas visiones de octubre

Otro adolescente es el protagonista de Brumas de octubre, un trabajo que en el año 2005 publicaría Lola Gándara. En él se narra la historia de Miguel, un chaval que comienza su andadura en BUP en la que conocerá a varios amigos con los que estrechará lazos de amistad.

Juntos se enfrentarán a situaciones de diversa índole como el amor, los estudios o el entendimiento con la familia.

Preocupaciones todas estas que, en cierta medida, también son compartidas con el personaje central del libro Agosto, Octubre que vio la luz en el año 2010. En dicha obra, invención de Andrés Barba, se cuenta cómo Tomás se marcha a veranear al pueblo al que siempre acude por esas fechas junto a sus padres.

Pero esta época estival será muy diferente a las anteriores pues dicho adolescente no sólo descubrirá el sexo sino también un conjunto de situaciones y experiencias que seguramente nunca le habría gustado conocer. Y es que están muy relacionadas con la violencia y la muerte.

Eso le llevará a verse envuelto en una vorágine catastrófica que le traumatizará y ahogará en su propio interior, necesitando recibir el perdón de una única persona.

Si dura y complicada es esta novela, no lo es menos Cinco días de octubre. Este año ha sido cuando ha salido al mercado esta novela de Jordi i Serra i Fabra.

En plena postguerra es donde se sitúa este relato, que toma como escenario Barcelona, donde se cuenta la búsqueda de un anarquista por parte del inspector Mascarell. Una investigación extremadamente peligrosa que pondrá en peligro la vida del citado policía.

Con estos trabajos, el lector conocerá varias versiones del mes de octubre, historias que el destino y los escritores quisieron que tomaran como escenario esta fecha y no ninguna otra.



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.