«García», de Pablo García Casado —Editorial Visor—


«García», de Pablo García Casado —Editorial Visor—
La poesía tiene la capacidad de transformarnos tanto a escritores como a lectores. Pablo García Casado dice que de algunas situaciones personales que registró en su último libro, «García», no pudo escribir hasta que no pasó un tiempo. Después se sentó a explorar esas emociones e intentó cautivarnos a los lectores, provocarnos una reacción. De todas formas, es evidente que aunque haya pasado un tiempo, las llagas continúan doliendo y es complicado hablar sobre la pena de otros tiempos; esa es la impresión que se desprende al leer estas páginas llenas de rabia, dolor e incomprensión.

Lo privado: «Yo soy mi padre»


«García» de Pablo García Casado se divide en dos partes bien definidas que se encuentran observadas desde la consciencia de un hombre que es padre, esposo, hijo, hermano, ciudadano, individuo social. Todas las facetas de un mismo hombre que mira de frente a la vida y que deja un registro tangible de sus heridas.

En la faceta privada nos encontramos con los dolores íntimos de un hombre. Una cotidiana existencia llena de recovecos a la que se asoma el poeta en un intento de comprender las propias huellas. Y en esta reflexión intimista, Casado se detiene en la figura del padre, en las emociones que le produce el observar a sus hijos para remirarse a sí mismo, para acceder a una parte de él mismo que parece tan lejana.

Es éste un libro que reflexiona directamente sobre la paternidad; sobre la difícil tarea que resulta para los hombres el encontrar su lugar en la familia. Carecen de historia pre-natal con sus hijos, no han padecido el dolor del parto y se sienten relegados a un espacio secundario en la relación familiar; esto los lleva a observar confundidos su propia existencia y a buscar a trompicones su propio rol en el grupo. En «García», Pablo pone en palabras las emociones de un hombre que se sabe padre pero que se pregunta constantemente hacia dónde debe ir, cómo debe actuar, cuál es su lugar en la pirámide familiar. Y para realizar esta profunda reflexión observa su pasado, su infancia, se mira en los ojos de su padre.

Es inevitable detenerse en poemas como «Saturno» y «Runaway» donde Pablo encarna a otro padre (como es el primer caso) y donde se mete en la piel de su hijo (diagnosticado con TGD). La pureza de las emociones, la ausencia de sentimentalismos, la fuerza de cada adjetivo (porque hay pocos y hay que ser económicos), la precisión de cada nexo, deviene en una obra de una calidad estremecedora. Y pienso que hay en estos dos poemas una consciencia irrevocable de que la poesía sobrevive al naufragio.

Además, estos poemas desembocan como ríos en la esperanza que se encuentra latiendo en textos como «Whitman variaciones» (a modo de compositor, Pablo ofrece variaciones sobre el texto del poeta americano «Canto a mí mismo», y consigue una poesía arrolladora) y «Cover», donde aparece la necesidad de volver a casa cuando el mundo o la realidad parece insostenible y la certeza de que allí hay un sitio cálido y seguro aguardando.

«García», de Pablo García Casado —Editorial Visor—

Lo público: «Turn»

La segunda parte del libro nos ofrece una lectura sobre la política y sobre lo público. A través de una serie de textos profundos, Pablo García Casado se adentra en el corazón de la política e intenta ver sus debilidades desde dentro, con una perspectiva saludable: dura por momentos, pero también realista. Y concluye ese viaje titánico reclamando a sus compatriotas trabajo y una actitud positiva y constructiva para hacer frente a los malos tiempos; porque sólo a través del empeño colectivo se puede revertir la situación y reconstruir el país.

La suya es una voz que reconoce que vivimos en una realidad quebradiza pero que está convencida, y no duda en decirlo en varios poemas, de que no todo está perdido. Es un poeta que se asoma al ámbito de lo político y echa una mirada rigurosa sobre la clase política; pero es una mirada nueva, que se despoja de la adolescencia y la necedad que suele acompañar este tipo de observación. Impone así un punto de vista más sabio, aunque no ingenuo, sobre el mundo al que reconoce como propio (nuestro) y al que dice, debemos construir entre todos.

«García» es un libro duro pero no derrotista; es un poemario construido con una estructura que roza la antipoesía, aunque es absolutamente poético; es una obra llena de historias dramáticas pero que ofrece luz. En las contradicciones, a veces, radica la fortaleza de los actos; y sin duda Pablo García Casado consigue, una vez más, ofrecer una obra auténtica donde importa más el mensaje que las formas, y donde es fundamental una mirada crítica sobre la experiencia individual para construir una experiencia social renovada, positiva y fructífera.


Si quieren conocer mejor al autor, no dejen de leer la entrevista que publicamos hace unos días.

Entrevista a Pablo García Casado (Primera Parte)

Entrevista a Pablo García Casado (Segunda Parte)

Entrevista a Pablo García Casado (Tercera Parte)


«García», de Pablo García Casado —Editorial Visor—

García

Pablo García Casado

Editorial Visor, 2015

ISBN: 978-84-98959-01-7

54 páginas

14 €



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.