Una forma de resistencia, de Luis García Montero

Una de las figuras fundamentales de la Feria del Libro de Málaga de este año fue el reconocido poeta granadino Luis García Montero, quien durante la tarde de ayer presentó su último libro “Una forma de resistencia”. En este artículo hablaremos sobre esta nueva propuesta que nos ofrece Montero.

Una forma de resistencia

Como García Montero lo ha dicho en más de una ocasión la poesía es una forma de ajustar cuentas con la realidad y, a decir verdad, la suya es una forma impecable de hacerlo.

Lo último de García Montero no es un poemario, sino una obra escrita en prosa que te atrapa desde la primera página; escrita con la sencillez y la precisión propia de este autor que permiten que cualquier obra tenga un valor incuestionable.

“Una forma de resistencia” es una obra donde el poeta enumera aquellos objetos de la vida cotidiana sin los cuales su existencia no sería igual, y por ende que considera necesarias. Comienza con una extensa descripción de uno de los elementos infaltables en toda casa, la nevera (o heladera). Dice:

Y con esa misma intensidad transcurren todas las páginas. En una obra en la que el autor va en rescate de lo imprescindible, del contacto humano, en un mundo donde lo material parece primar por sobre todo lo demás. En este libro, Luis revisa aquellos objetos que forman parte de su vida, de su resistencia, los toca con esa afición de quien siente un fuerte deseo de rebeldía, de recuperar aquello que creía olvidado, o perdido.

Las cosas de las que García Montero habla son aquellas que pasaron por su vida, que quedaron enredadas en su propia existencia. Asegura que no se considera una persona a quien le cueste tirar cosas, pero sí alguien que tiene inclinación por conservar todo aquello que es parte de su casa, de su vida, de sus recuerdos. Y dice algo que me parece extraordinario:

Este es el libro de los objetos de García Montero. En las páginas se pasean cientos de objetos: relojes, libros, ropa, copas, etc… y dan vida a las blancas páginas con sus historias imperceptibles pero necesarias.

Podríamos decir que se trata de un libro que resalta la importancia de las cosas que forman parte de nuestra historia, pero fundamentalmente que nos recuerda aquello que parecemos haber olvidado: el valor de lo que nos rodea, el sentimiento de pertenencia con nuestro entorno, con nuestros seres queridos, y la necesidad de anteponernos a las tendencias que la vida moderna quiere imprimir sobre nosotros, el usar y tirar.

Ser poético sin buscarlo

En un intento de recuperar la esencia de la poesía, los versos de esta era suenan cada vez más distantes, como si comenzara el ciclo y volviéramos a una época lejana, donde los poemas eran rebuscados y no respetaban el habla popular. Cada vez que encuentro un nuevo poeta (o escritor) antes de leer su primera palabra tiemblo, ruego que me atraiga, ruego que sea directo porque las palabras huecas por muy bonitas que suenen me cansan, no me interesan… Por eso, creo que poetas como García Montero son altamente recomendables, porque sabe emplear las palabras justas y puede ser claro y directo sin necesidad de caer en los clichés o en frases chatas.

Su amigo, Miguel Ríos, quien fue invitado por Luis para acompañarlo en la presentación del libro en Madrid, contó que cierta vez Montero estuvo colaborando con él para la creación de uno de sus discos “60mp3” y le dio uno de los consejos más importantes para todo artista, le dijo que había que evitar ponerse poético y, principalmente, no caer en los panfletos.

¡Y bien que sabe Luis asumir ese rol! Al leer a García Montero encontrás un poeta, escriba lo que escriba, aún cuando está hablando respirás poesía. Se nota mucho que sus versos no son forzados y que no busca ser poético, pero termina siéndolo posiblemente por aquello que dijera José Carlos Mainer sobre él, dijo:

Trayectoria literaria

Luis García Montero nació el 4 de diciembre de 1958 en Granada, la misma tierra de Lorca y de tantos prestigiosos poetas andaluces. Entre sus obras más destacadas se encuentran “Tristia“, “Égloga de dos rascacielos“, “Habitaciones separadas” y “Completamente viernes“. Su último libro de poemas se llama “Un invierno propio“, publicado por la editorial Visor en el 2011. Ahora vuelve a las librerías con este fenomenal libro escrito en prosa “Una forma de resistencia”. Además ha escrito muchos ensayos, entre los que se puede mencionar, “Gigante y extraño : las “Rimas” de Gustavo Adolfo Bécquer“.

Amigo de muchas personas vinculadas con la música y la poesía, García Montero, es considerado uno de los poetas por excelencia del momento, querido no sólo en España sino también en otros países. El propio Joaquín Sabina dice de él que además de ser un grandísimo poeta, es capaz de contarnos de una manera extraordinaria aquello que hemos olvidado de nosotros mismos. ¡Coincido plenamente!

Para terminar, cabe agregar que la última obra de García Montero ha sido muy bien recibida por la crítica y, pese a que la poesía no tiene una salida popular en las librerías, este libro se encuentra en la portada de Alfaguara, ¡todo un mérito! ¿No les parece?

Comentarios1



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.