Entrevista a Editorial La Calle (Segunda Parte)

Entrevista a Editorial La Calle (Segunda Parte)Queremos publicar historias reales que aunque puedan causar una cierta vergüenza hablen de lo que ocurre en la calle; esto nos contaban hace unos días los responsables de la editorial La Calle, cuyo principal objetivo es dar visibilidad a la comunidad homosexual ofreciéndoles (y a todos los que disfrutamos de las buenas historias) un variado e interesante catálogo que les permita disfrutar de la literatura sin tener que vivir vidas de ficción tan diferentes a sus propias realidades.

A continuación les dejo la segunda parte de la entrevista; los invito también a leer la primera, en este enlace. Y aprovecho para recordarles a los que viven en Málaga que La Calle está en nuestra feria del libro: caseta 16 del Palmeral de las Sorpresas. ¡Vamos; no se dejen estar!

***

¿Existe una buena crítica literaria en torno a la literatura homoerótica? ¿Hay por parte de los lectores un prejuicio a la hora de acercarse a una historia que contravenga la norma establecida?

—A nosotros nos gusta pensar que la crítica es independiente del tipo de literatura, da igual que los protagonistas sean homosexuales, eso no impide el éxito o el fracaso de un proyecto editorial. Sí es cierto que algunas publicaciones han provocado que la literatura homosexual sea relegada a la sección de erotismo o sexo de las librerías, catalogada de forma errónea, pero precisamente nuestros proyectos tratan de restar y contravenir esta imagen, con géneros como el cómic, narrativa, ensayo, etc. que poco o nada tienen que ver con esa imagen.

»Como ejemplo, El libro rojo de Raquel de Mónica Martín está recabando muy buenas críticas, una escritora que cuenta ya con un público fiel, incluso Las mujeres de Sara de Eley Grey está consiguiendo crear un público ingente más allá de nuestras fronteras y nos está permitiendo entrar en un mercado tan especial como es el mexicano.

Posiblemente la literatura sea el único arte que no ha sabido otorgar visibilidad a la comunidad homosexual. Contamos con una larga lista de cuentos tradicionales con personajes heterosexuales y donde se fomenta la fosilización de los roles femeninos y masculinos dentro de las sociedades. ¿A qué atribuís este anacronismo tan presente en este arte? ¿Creéis que veremos algún cambio positivo al respecto en los próximos años?

—La literatura, al igual que puede ocurrir con el cine, se centra en prototipos asentados en las tendencias del momento, solo se invierte en aquellos proyectos cuyos protagonistas o historias aseguren el éxito comercial, aunque esa estrategia vaya en detrimento del sector, en ciertos momentos serán vampiros los que colmen las estanterías de carteleras, librerías o jugueterías, en otro momento podría ser el grupo musical juvenil del momento… cada vez más se apuesta por proyectos que permitan la creación de productos que salten las barreras y puedan ser comercializados en distintos sectores, como es el caso de la música, es frecuente que la publicación de un disco lleve consigo la edición de una biografía y merchandising tipo carpetas, cuadernos, etc.

»Nos encantaría ver un cambio en este sentido, pero por suerte o desgracia es el propio mercado el que marca la tendencia. Por nuestra parte, entre nuestras historias contamos con protagonistas que descubren su propia sexualidad, o incluso autores que cuentan sus experiencias de vida como es el caso de Álvaro Vargas, que comparte como sintió e hizo pública su orientación sexual.

Entrevista a Editorial La Calle (Segunda Parte)

La mayoría de vuestras obras pertenecen al género de novelas juveniles. ¿Podría decirse que os especializáis en este género? ¿Tenéis intenciones de ampliar vuestro catálogo?

—Puede ser más por condicionantes relacionados con las propuestas estudiadas que hayan coincidido en esta primera etapa, pero lo que queremos que nos diferencie es la heterogeneidad, aunque pueda resultar contraproducente la falta de especialización; pero estamos recogiendo muy buenas críticas y resultados por ejemplo del ensayo de Lucas Jurado, la fantástica apuesta de Alberto Rodrigo y Marian Frías con Mucho más que dos sobre los roles de pareja, y también recogiendo mucha expectación con nuestra próxima novedad, de David Enguita, Hoy quiero confesar… que mi marido es el Rey, al que le seguirán otras muchas obras de distintos géneros pero siempre partiendo desde la propia demanda de nuestros lectores.

¿Os interesa la literatura infantil como espacio para concienciar y colaborar con la apertura mental de las nuevas generaciones? ¿Tenéis pensado incluir en vuestro catálogo una revisión de los cuentos tradicionales con una lectura abierta e inclusiva?

—Como comentábamos, resulta imprescindible publicar novedades para el sector infantil y juvenil como en el caso de Piratrans, para tratar de educar en el respeto y la integración, y nos encantaría recibir muchas más propuestas pero desgraciadamente nos encontramos con escasez de originales, ahora mismo precisamente estamos trabajando en el desarrollo de un proyecto en esta línea, tratando de buscar una conexión perfecta entre profesionales que aporten ilustración y contenido.

»En cuanto a una revisión de cuentos tradicionales, apostamos más por la creatividad, por la creación de nuevos cuentos, nada de reescribir historias, queremos nuevos cuentos que conecten y que lleguen para quedarse generación tras generación.

¿Queréis comentarme alguna cosilla que no os haya preguntado y que deseéis compartir con nuestros lectores?

—Nos encantaría multiplicar el número de consultas de los lectores, pero no solo con su opinión acerca de los proyectos publicados o lo que les gustaría encontrar en nuestro catálogo, que para nosotros es muy importante, sino también que aquellos que tengan un original no tengan miedo en enviarlo a la editorial, todas las propuestas son estudiadas y siempre emitimos una valoración.
La cultura nace de la calle y debe fluir para todos los sectores de nuestra sociedad.

Entrevista a Editorial La Calle (Segunda Parte)

Fotografías: Editorial La Calle



Debes estar [email protected] para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.