«Brillo de asfalto», de Marian Torrejón —Fórcola Ediciones—


No todo lo que brilla es oro. E incluso el oro puede llenarse de polvo y perder brillo. Esta es la certeza que podemos extraer de “Brillo de asfalto” de Marian Torrejón (Fórcola Ediciones), una novela que narra el atardecer de un hombre que creía tenerlo todo bajo control hasta que su vida se pone patas arriba. La forma en la que la oscuridad se va extendiendo y conquistando las esquinas y la dificultad que él experimenta para sobreponerse a ella son los temas centrales de este libro sobre el que aquí escribo.

El silencio repentino

La vida de Serafín cambia bruscamente una noche en que conduce borracho y a alta velocidad. Al doblar en una esquina, atropella a un hombre y acaba con su vida. Un golpe seco que lo sacude a él desde lo más profundo y que marca el inicio de una serie de sensaciones y acontecimientos que modificarán el curso de sus días. Un golpe a partir del cual Serafín tomará ciertas decisiones que le conducirán a un oscuro sendero.

Después del accidente se obsesiona con la vida que acaba de destruir y quiere saber qué tuvo que pasar para que aquel vagabundo estuviera cruzando en el preciso instante en el que el doblaba a toda velocidad la calle. La novela nos llevará del pasado al presente para atar cabos y nos ayudará a entender las motivaciones del protagonista.

A lo largo de la lectura conoceremos también a Carmen, la esposa de Serafín, con quien él ha montado la empresa Sebarit que exporta productos exquisitos para gente de un alto poder adquisitivo. Ambos llevan una vida cómoda y llena de brillo; han sabido aprovechar la situación económica y eso les ha servido para gozar de cierta holgura en las cuentas. Sin embargo, no todo lo que brilla es oro, y especular también tiene sus riesgos, y la crisis económica también amenaza a su sector provocando serios problemas en su economía familiar. ¿Sabrán salir a flote de sus problemas financieros sin que su relación se raje en dos?

El atardecer de Serafín


Sobre las especulaciones financieras y emocionales avanzan la mayoría de las reflexiones de este libro y sobre cómo la mirada debe torcerse para entender de verdad las cosas que realmente necesitamos.

Estamos ante una novela que cuenta con una trama interesante y que puede servirnos para pensar en ciertos aspectos de nuestras sociedades. La crisis económica, la especulación inmobiliaria y el gran desequilibrio socioeconómico del capitalismo, son algunos de los temas que atraviesan la historia y sobre los que Marian parece querer indagar y reflexionar. Por momentos, sin embargo, la narración se estira demasiado y el ritmo se aplaca, lo que vuelve difícil la lectura. Por otro lado, el giro final se anuncia demasiado a través de la historia (como un camino de migas de pan que vuelven predecible el desenlace) y las relaciones amorosas de los personajes presentan ciertos rasgos estereotípicos. No obstante, es un libro entretenido que estoy segura tendrá muchos lectores.

Leer nos obliga a repensarnos y nos enseña que hay vida más allá de nuestra casa. La lectura de “Brillo de asfalto” sirve para entender que las cosas no siempre son lo que parecen e intenta ser una rebeldía contra las imposturas y la vida superficial que nos propone el mundo, en pos de una alegría sencilla que reside en estar a gusto con las personas que una ha elegido. En ese sentido es un libro que propone una mirada sobre lo valioso y se rebela contra la idea de que el dinero sea el gestor y guía de nuestra felicidad. Asimismo, los temas tratados son de índole realista y sin duda nos permitirán empatizar con los personajes de una forma muy cercana.

Los invito a leer “Brillo de asfalto” si desean encontrarse con una historia entretenida e indagar en los conflictos más urgentes que nos atañen como sociedad.

Foto: Fórcola


 
 
 
 

BRILLO DE ASFALTO
Marian Torrejón
Fórcola Ediciones
152 páginas
16,50 €



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.