Acerca de la crítica literaria

A la hora de comprarnos una nueva novela o de juzgar a un autor que no conocemos, solemos recurrir a la lectura de los análisis realizados por críticos literarios; sin embargo ¿sabemos de qué se trata esta labor y cuánta objetividad hay en ella? En este artículo intentaremos abordar la crítica y plantearemos las diferencias entre ésta y el análisis literario.

¿Qué es una obra literaria?

Para analizar profundamente el concepto de crítica literaria sería importante previamente definir qué entendemos por obra literaria, porque de lo contrario no podremos abarcarla completamente ni comprender la importancia que tiene para la literatura.

Se puede considerar como obra literaria una concreción lingüística expresada a través del lenguaje, que transmite una emoción, una experiencia, algo que ha surgido de la imaginación o una actitud frente a los acontecimientos del mundo.

Dentro de esta clasificación se incluye cualquier novela, cuento o poema; las mismas se distinguen de una obra periodística o de corte científico en que su objetivo es atrapar a través de las palabras una sensación o idea frente a la realidad y no simplemente describirla.

Pueden encontrarse incluidos en este concepto todos aquellos textos que impliquen una entrega emocional alta por parte del autor; a través de los cuales podamos acercarnos a su universo personal, saber qué piensa, cómo cree que debe vivirse y en qué cosas no está de acuerdo.

Cabe mencionar que la crónica, pese a ser una obra narrativa que roza el periodismo, también se encuentra dentro de esta clasificación; porque no deja de lado las cuestiones subjetivas del autor. Si desean saber más sobre este género literario, pueden leer este artículo.

La crítica literaria

La crítica literaria es un trabajo que se realiza a partir de la lectura de una obra literaria que tiene por objetivo fundamental la valoración de la misma, a fin de recomendarla o no a los posibles lectores.

Su consecuencia es actual, es decir que se realiza en el momento en el que una obra sale al mercado. En esto se diferencia profundamente de un análisis literario, que consiste en una lectura y una posterior valoración de una obra que puede tanto ser vigente o no.

Existen diversas clases de crítica literaria; en general la mayoría de ellas pueden encasillarse dentro de dos potentes modelos: uno que intenta mostrar un análisis desde un punto de vista más objetivo y hasta científico y otro en el que juega un papel fundamental la subjetividad del crítico.

También existe otro tipo que se conoce como crítica impresionista y que se caracteriza por explayarse respecto a las sensaciones que produce la lectura de una determinada obra. A través de ella podemos conocer un poco más al crítico, sus gustos, ideas, etc. Desde mi punto de vista, y en esto coinciden muchos autores, esta clase de crítica es la más constructiva, puesto que la literatura es arte y como tal no existe una sola forma de entenderlo.

Pese a ello, la crítica es una ciencia y como tal se basa en diferentes metodologías; cada una responde a las características que el crítico considera fundamentales para realizar el análisis.

Si el crítico presta una atención especial a la estructura se basará en la metodología estructuralista o narratológica, si en cambio se enfoca en aspectos que tienen que ver con el estilo de la obra podrá utilizar la estilística descriptiva o la estética; por poner dos ejemplos. De todas formas, creo que aquellos que se basan en una única metodología suelen realizar labores imprecisas pues lo ideal es conseguir un análisis completo y que le de una mayor importancia a la obra que a ciertos preconceptos impuestos por las corrientes extremistas.

Diferencias entre crítica y análisis literario

El análisis que realiza un crítico literario es bastante más complejo y apunta hacia otros aspectos que el que podríamos realizar cualquiera de nosotros por el hecho de que nos apasione la lectura. Él debe dedicar mucho tiempo a la investigación, empaparse de lecturas amplias y diversas y enfocar la lectura desde un punto de vista más científico, menos subjetivo.

Además, un crítico debe leer más de una vez una obra para analizarla, porque en una primera lectura suelen escaparse muchas cuestiones que pueden tener que ver con la función estructural de la obra que son fundamentales para un buen análisis. Por eso, menospreciar esta tarea es un acto bastante reprobable.

Dejar de ser simples lectores para convertirse en personas más reaccionarias frente a lo que leen es el primer punto para decidirse a emprender el camino hacia la crítica literaria; sin embargo es necesario tener presente que este camino es arduo y que debemos tomarlo con responsabilidad y sobre todo, saber que nunca lo sabemos todo, que cada día debemos aprender algo nuevo y para eso es fundamental estar abiertos.

El buen crítico

Es importante que el crítico analice y objete aquello en lo que no está de acuerdo, incluso que observe lo que le falta la obra; sin embargo, debemos saber que siempre será su punto de vista. El autor, por ejemplo, no piensa exactamente como él sino no habría publicado la obra como lo hizo y, del mismo modo, nosotros como lectores podemos no estar de acuerdo en todo lo que piensa el crítico.

Por último, sólo resta decir que cuanto más amplia y comprensiva sea la lectura efectuada por el crítico, más enriquecedor será el resultado de su labor. Es decir que el objetivo fundamental debe ser la comprensión de la fuerza que tienen la historia, los personajes y la estructura.  Podría decirse que aquel que logra una visión integral de las obras que analiza puede considerarse un gran crítico.

Comentarios2

  • Edna Diaz

    La crítica es una forma valiosa de poder como lector estar o no de acuerdo con lo que se postula. Pero siempre debemos ser críticos por nosotros mismos y usar el raciocionio. Leer es un acto fascinante de amor. Me encantó el artículo.

  • Mar M

    Una obra literaria tiene como principal rasgo el hecho de que su lenguaje está lleno (valga la redundancia fonética) de literalidad. Esto es, que todas las palabras empleadas deben dejar su función coloquial y entregar al lector una función poética. Por otra parte, me parece que la crónica sí se aleja de lo literario, pues si bien es subjetiva, busca, en teoría, la verdad y por tanto objetividad sobre un hecho. Por último, la crítica literaria no es una ciencia, la teoría literaria busca serlo desde los formalistas rusos, sin embargo, no lo ha conseguido. La crítica tanto como la literatura son oficios de mucho respeto y coincido en que subestimarlas es un acto reprobable. Buen artículo, le das su justo lugar a lo que lo merece. Muchos saludos!



Debes estar [email protected] para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.