Nacho Casas, respuestas en 280 caracteres

El mexicano Ignacio José García Casas, quien además de ser escritor tiene experiencia como locutor, actor y narrador, respondió el cuestionario breve de Poemas del Alma después de haber sido distinguido con el I Premio de Novela Histórica Claustro de Sor Juana / Grijalbo.

Se trata de un galardón que recibió en reconocimiento a “Iara, la esclava negra de Juana Inés”, obra que el autor presentará el próximo 3 de diciembre a las 17 horas en el marco de las actividades de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara. Dado que la última pregunta que le hice llegar por Twitter se refiere a este material que en la actualidad le está dando visibilidad internacional, esta nota representa una buena oportunidad para saber más sobre el libro.

También hay respuestas que describen sus propósitos como narrador y creador de historias. De querer conocer en profundidad a este novelista, por lo tanto, vale la pena llegar hasta el final de esta publicación y tener en cuenta la producción literaria de Nacho Casas al seleccionar una próxima opción de lectura.

A la actividad literaria se llega por muchas razones: ¿cuáles fueron tus motivaciones para dedicarte a los relatos?
– La posibilidad que te dan las letras de crear mundos, de plasmar con palabras lo que imaginas, de descubrir las complejidades del alma humana. Diversión y asombro son también motores que me motivan a escribir.
¿Qué es, para ti, lo más gratificante de contar historias?
– Lograr que el lector o el escucha sueñe, sienta, perciba lo mismo que yo. Se conmueva, se trastorne o sea tocado por la historia, el relato, la anécdota o los versos que comparto.
¿Cuáles son, desde tu punto de vista, los mayores desafíos de la narración oral? ¿Cómo los afrontas y buscas superarlos?
– El desafío es trasladar a la oralidad un escrito. Ajustar lo que haga falta, adaptarlo para compartir sensaciones, atmósferas, sentimientos, trayectorias. Lo afronto creando imágenes, sonidos, echando mano de voz, cuerpo, movimiento. Imaginación.
Si observas “Lili nieta Lulú abuela” con ojos de niño, ¿a qué conclusión llegas?
– A la conclusión que un abuelo o abuela puede ser tu mejor amigo, tu cómplice, tu compañero de travesuras y acompañarte SIEMPRE aunque ya no esté de carne y hueso.
¿Qué enseñanzas te ha dejado, tanto a nivel personal como profesional, la escritura de «Iara, la esclava negra de Juana Inés»?
– Me permitió hurgar en las vidas del Convento de San Gerónimo. Mirar a Juana Inés con los ojos de mi mulata. Zambullirme en la Ciudad de México del siglo XVII. Sentir el hierro con que marcaban a los esclavos y reafirmar que la libertad solo se obtiene bajo el uso de la palabra.



Debes estar [email protected] para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.