Astrolabio Cinco

Astrolabio cincoEl invierno es inaudito como tantas cosas que suceden alrededor. A veces la desesperanza me corroe; los pensamientos caen como hojarasca sobre el rumor de la tierra. Hay desapego hacia todo. Navego en esas aguas a la deriva, en la sorda linterna de una neblina espesa. Todo cae. Cae la dulzura de la boca; cae el encanto y la magia de las sombras. Cae el hombre sin sosiego a la caverna…

Me deja perplejo lo limitado y perecedero; la disquisición del tiempo en su infinitud de acantilado que roba la rebelión de la certidumbre y la edad que del pecho sale. Tiene que haber un error, me digo, cuando el entusiasmo caduca y la alegría se vuelve un murmullo ininteligible.

A cierta edad, el hombre encaja con los atardeceres. Sólo a cierta edad. Mira y, el reloj del puño y el de sus emociones se desmorona, como el espejo quebrado por su propio resplandor. A cierta edad, ya ni siquiera sonreímos: el hilo de la vida se torna enigmático y frágil como la porcelana del cansancio.

Después de las andanzas vienen los epitafios como el pasto largamente reprimido por el destino. La lengua y los labios caen al subsuelo de la gangrena. El pie que antes fue una gacela o saeta, tiene el granito de la cautela y el titubeo. Morir o envejecer no es otra cosa que dar paso a otros pensamientos, a otras palabras enigmáticas e impredecibles como la vida misma.

Más información sobre André Cruchaga

Comentarios3

  • gina

    me parece que está muy inspirador el poema, yo creo que tam. debería haber sobre la adolescencia.
    me gustó mucho

  • luisa fernanda

    me pareció bastante interesante, tiene una profundidad axiologicabastante buena, es muy cierto, ojala muchas personas lo leyeran....

  • joannuel albi

    yo quisiera saber tendre algun parentesco familiar mi familia es de españa y en venezuela somos pocos de apellido albi si alguien se puede comunicar conmigo lo agradesco mucho



Debes estar registrad@ para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.