Antonio Fernández Lera

La dama que descubre el seno

 Poema siguiente

Esa tierna piel que me ofreces
viene a mí como un trozo de viento:

te respiro en silencio,

voy a ti atraído por tus ojos.

Poema siguiente 

 Volver a
Antonio Fernández Lera