Rubén Izaguirre Fiallos

XXIV

 Poema siguiente

Mi mal
es volver
cada día,
por tu boca,
al país de las
maravillas.

Poema siguiente 

 Volver a
Rubén Izaguirre Fiallos