Rosario Murillo

Hombre, de qué nos sirven las noches

 Poema siguiente

Hombre, de qué nos sirven las noches
si hemos abandonado el amor
solo a su propia suerte
mudo y arrinconado como una anciana guitarra
que dejó de cantar.
Para qué sirve la brisa, este amarillo que encendimos
los barquitos de papel sobre el estanque del parque
los chingorros brillantes que dejamos
sobre la misma pared donde claváramos, ilusionados,
los sueños.
De qué nos sirve este montón de esperanza entre las manos
a qué jugar con gotas de rocío que nos empapen el cuerpo
con tardes que nos enciendan el pelo
a qué, si hemos perdido la tierra
y la batalla.

Poema siguiente 

 Volver a
Rosario Murillo

Comentarios1

  •  
    Jose Adolfo llega al alma tu palabra / uffff es un baño de nostalgias en la quietud del escandaloso soliloquio / pasión sin final / ni nada / solo remembranzas / saludos ´poeta
  • Debes estar registrado para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.