Rodulfo Figueroa

La zandunga

 Poema siguiente

Cuando en la calma de la noche quieta
triste y doliente la zandunga gime,
un suspiro en mi pecho se reprime
y siento de llorar ansia secreta.

¡Cómo en notas sentidas interpreta
esta angustia infinita que me oprime!
¡El que escribió esa música sublime
fue un gran compositor y un gran poeta!

Cuando se llegue el suspirado día
en que con dedo compasivo y yerto
cierre por fin mis ojos la agonía,

la zandunga tocad, si no despierto
al quejoso rumor de la armonía,
¡dejadme descansar que estaré muerto!...

Poema siguiente 

 Volver a
Rodulfo Figueroa

Comentarios1

  •  
    RODRIGUEZ NUEZ GRACIAS RODULFO, ERES UN ORGULLO PARA MI TIERRA QUERIDA, CINTALAPA DE FIGUERO EN HONOR A TI.
  • Debes estar registrado para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.