Gustavo Adolfo Bécquer

Rima XXXVI

 Poema siguiente



Si de nuestros agravios en un libro
se escribiese la historia,
y se borrase en nuestras almas cuanto
se borrase en sus hojas.

¡Te quiero tanto aún! ¡Dejó en mi pecho
tu amor huellas tan hondas,
que sólo con que tú borrases una,
las borraba yo todas!

Poema siguiente 

 Volver a
Gustavo Adolfo Bécquer

Comentarios5

  • LIDA ESTE POEMA TIENE TANTA SIMILITUD A LO QUE ME PASO ME ENCANTA
  •  
    PETALOS DE NOCHE que filosofía tan pura...
  •  
    gilbertomg Un hombre enamorado y ya no correspondido. No existe peor castigo y al final no hay culpables. Son cosas que suceden y seguirán sucediendo. Y a ese hombre le basta que su amada le perdone uno solo de sus errores para él perdonárselos todos a ella. Realmente por algo Bécquer es el mayor de los poetas románticos, dispuestos a perdonarlo todo sin esperar nada a cambio cuando lo más seguro a cambio reciba más agravios que en un futuro tendrá que seguir perdonando.
  •  
    rikr2 un juego de palabras interesante
  •  
    Dama Roja Definitivo: profundidad breve.
  • Debes estar registrado para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.