Gustavo Adolfo Bécquer

Rima LXXIX

 Poema siguiente



Una mujer me ha envenenado el alma,
otra mujer me ha envenenado el cuerpo;
ninguna de las dos vino a buscarme,
yo de ninguna de las dos me quejo.

Como el mundo es redondo, el mundo rueda;
si mañana, rodando, este veneno
envenena a su vez ¿por qué acusarme?
¿Puedo dar más de lo que a mí me dieron?

Poema siguiente 

 Volver a
Gustavo Adolfo Bécquer

Comentarios8

  • Stephanie me gusto mucho este poema es un poema que te llega al alma y te inspira a hacer tus propios poemas.
  • Marithé Eso es pura venganza. un razonamiento muy parecido al que hacen quienes padecen enfermedades contagiosas y deciden propagarlas.
  • lina Hermoso, cruel, real... ocurre tantas veces, si me hicieron daño ami...
    La verdad lo veo injusto pero es coherente.
    La vida y los opuestos algo con tanto sentido y a la vez tam cínico...
  • Teresalba No todos los seres tienen el poder de asumir la vida como un constante nacer y morir. Son los ciclos cotidianos y cuando nos revelamos a ellos nuestra vida queda como atascada. Lo que se vá, hay que dejarlo ir y buscar en nosotros mismos: qué nos impulsa a caer siempre en un amor dañino. Sacar lo que daña desde nosotros mismos y el amor sano aparece. Lo aseguro. (t_alba_4@hotmail.com)
  • karam coincido con Lina, es hermoso,cruel, pero real. Pero, podemos cambiar, la última interrogante, sí dar mas, pero de lo bueno.
  •  
    PETALOS DE NOCHE que directo, en relación al ciclo...
  •  
    gilbertomg Si se puede dar más de lo que a uno le dieron.
  •  
    Osman Rodriguez Que Bello poema a la medula.
  • Debes estar registrado para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.