Ramón López Velarde

EN MI PECHO FELIZ

 Poema siguiente


No he buscado poder ni metal,
mas viví en una marcha nupcial...
Me parece que por amar tanto
voy bebiendo una copa de espanto.

Claroscuro de noche y de día;
corazón y cabeza y hombría,
los tres nudos que tiene mi ser
a la buena y la mala mujer.

En mi pecho feliz no hubo cosa
de cristal, terracota o madera,
que abrazada por mí, no tuviera

movimientos humanos de esposa.
¡Desdichado el que en la hora lunar
en su lecho no huele azahar!

Desposémonos con la sencilla
avestruz, con la liebre y la ardilla.

Ver métrica Poema siguiente 

 Volver a Ramón López Velarde

En YouTube

Del trópico, de Rubén Darío



Suscribirse: