Ramón López Velarde

AL VOLVER

 Poema siguiente


¡Bien hayas oh lejano
y glorioso contento
de volver a mirarla!
¡Qué desgano
el del viaje de ahora, que me cubre
de una angustia de pésame!
Presiento
la fuga del amor en este octubre.

Corre la antigua posta en la llanura
barrida por los cierzos de contino;
el sol avaro apenas si fulgura
sobre la paz de otoño del camino,
y con fúnebres sones
que se dilatan por la carretera
van entonando en la mañana austera
coplas de desamor los postillones.

(Fuensanta: cuando ingreso a tu azul valle
la ternura de ayer se me alborota,
pero yo le aconsejo que se calle.
Mi corazón es una cuerda rota).

Y te miro por fin... ¡Pero qué raros
se le aparecen a mi fe taimada
tu faz risueña y tus vestidos claros!
¡Oh, qué lejos te fuiste, enlutada!

Haces bien en reír de mis locuelas
ilusiones, ¡ay Dios!, de hacerte mía,
y en darlas un adiós, que es alegría
en el augurio de tus blancas telas.

En la zona en que muertas a cuchillo
mis esperanzas yacen hoy deshechas
¿no miras, dulce amada,
la pagana visión de un amorcillo
que me dispara sus ardidas flechas,
pero que va volando en retirada?

Ver métrica Poema siguiente 

 Volver a Ramón López Velarde

En YouTube

Del trópico, de Rubén Darío



Suscribirse:

Comentarios5

  • MARIANA PUBLICAR MAS POEMAS ALEJANDRINOS
  •  
    Ramon33 Gracias de nuevo por hacer presente la obra de tan gran poeta, quien nos muestra como se puede hacer poesía de un amor imposible, el de Fuensanta, que como el nombre, parece inventado para hacer poesía de verdad.
  •  
    El príncipe Fito precioso
  •  
    yosoyelquesoysiempre Una muy excelsa obra. Versos bruñidos por el tesón y la carrera de un vate que ha sabido beberse la vida sorbo a sorbo.
    YoSoy
  •  
    felipe gonzalez mer Los recuerdos siempre,
    poèticos son,
    alegres o tristes,
    brotan del corazòn,
    al tornar a la tierra,
    al llegar al hogar...
  • Debes estar registrado para poder comentar. Inicia sesión o Regístrate.